Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lanzan la primera mano biónica del mundo utilizando una impresora 3D

Ella es Tilly Lockey. Con sólo 11 años perdió su mano después de pasar por una meningitis cuando era un bebé, informa The Independent. Ahora, es una de las afortunadas que ha podido probar una mano biónica. Para la elaboración de la prótesis se utiliza una impresora 3D para crear la mano en cuatro partes separadas, hechas a medida para adaptarse al paciente mediante escaneos de su cuerpo. Son los sensores conectados a la piel los que detectan los movimientos musculares, que pueden utilizarse para controlar la mano y abrir y cerrar los dedos. Lockey asegura que "es impresionante y te hace sentir confiada". Y añade que ahora "en lugar de que la gente sienta lástima por ti porque no tienes una mano, se quedan como: '¡Dios mío, es una mano increíble!'".