Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre de 'la niña más bonita del mundo' defiende las fotografías de su hija

Kristina PímenovaTwitter

Glikeriya Pimenova, la madre de la 'niña más bonita del mundo' ha querido salir al paso de las críticas recibidas por las fotografías de su hija. Asegura que las imágenes no tienen nada de contenido sexual, y que si alguien ve eso "debes de pensar como un pedófilo". En las redes sociales muchas personas han acusado a la madre de sexualizar la imagen de su hija, a lo que asegura que las fotografías son "totalmente inocentes".

La madre de la 'niña más bonita del mundo' ha defendido las fotografías que ha realizado su hija como modelo ante la polémica surgida por sexualizar la imagen de la menor de 9 años. Kristina Pimenova se ha convertido en una sensación mundial tras las imágenes que ha protagonizado y que han suscitado críticas en las redes sociales.
Glikeriya Pimenova, la madre de la jovencísima modelo y la encargada de publicar las fotografías de su hija, ha asegurado al Daily Mail que no acepta las acusaciones que se han vertido sobre ella de sexualizar la imagen de su hija. "Estoy absolutamente convencida de que todas sus fotografías son totalmente inocentes. Nunca le he pedido que haga algo o que pose de una manera, de hecho debo decir que no le gusta cuando la fotografío yo, por lo que lo hago rápido cuando no se da cuenta", asegura la madre de 39 años.
La joven modelo ha posado para grandes firmas como Armani, Roberto Cavalli y Benneton, y esas imágenes han sido objeto de polémica en las redes sociales. "Debes de pensar como un pedófilo para ver algo sexual en esas fotografías, así que es hora de que veas a un doctor", dice Glikeriya Pimenova. Además ha asegurado que este problema es minoritario con prejuicios sobre unas imágenes inocentes y preciosas.
La madre de la pequeña también ha querido defender el ritmo de vida que lleva Kristina y del que algunos le acusan. Asegura que la vida de la pequeña está más enfocada en los deportes, en especial la gimnasia rítimica, que en el mundo del modelaje, el cual lo considera una escapatoria para sus estudios y sus actividades deportivas.