Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de una británica pide ayuda para conseguir información de la muerte de su hija en Benidorm

El padre de una británica pide ayuda para conseguir información de la mujer de su hija en Benidormcuatro.com

El padre de una mujer que cayó desde el balcón de la décima planta de un hotel en Benidorm ha pedido a los turistas que estaban en ese sitio en la fecha de la muerte de su hija que le ayuden a averiguar qué le pasó.

Kirsty Maxwell estaba de vacaciones durante un fin de semana con amigas cuando murió al caer de la décima planta del edificio de Apartamentos Payma. No está claro por qué la joven, de 27 años, de Livingston, en Escocia, acabó en esa habitación donde se hospedaban cinco hombres británicos, informa The Mirror.
La muerte está siendo investigada y los cinco hombres deben regresar a España para ser interrogados. Mientras tanto, la familia de Kirsty, usando las redes sociales, está tratando de encontrar algún testigo que vieran a la mujer en el complejo ese día. Señalan que, por el momento, diez personas han contactado con ellos.
Brian Curry, padre de Kirsty, señala que "para ayudarnos a llegar a la verdad sobre lo que le pasó a Kirsty, estamos interesados en rastrear a las personas que se encontraban en el Hotel Presidente en Benidorm el fin de semana del 28 y 29 de abril". El ex detective David Swindle trabaja con la familia y un abogado español en la búsqueda de testigos. Swindle explica el interés de la familia en el Hotel Presidente: “El Hotel Presidente da directamente a los apartamentos donde Kirsty murió. Sabemos que la mayoría de los residentes son gente mayor. Algunos de ellos podrían no usar redes sociales y podrían no haberse enterado de la petición de la familia”.
El investigador ha facilitado un correo electrónico (info@kirstymaxwell.com) para que se de la información de forma anónima. También se han enviado ‘flyers’ a los Apartamentos Payma, también conocidos como My  Pretty Payma, para que se distribuyan entre los huéspedes que estuvieron en el bloque cuando Kirsty murió. Además, se han colgado carteles alrededor del popular resort.
Hasta hace poco, solo uno de los turistas británicos que estaban en la habitación, Joseph Graham, de 32 años, estaba siendo investigado. Pero la juez Ana García Galbis ha ampliado la investigación a sus amigos Ricky Gammon, de 31 años, Anthony Holehouse, de 34 años, Callum Northridge, de 27, y Daniel Bailye, de 32.
El marido de Kirsty ha aplaudido esta acción y rechaza las hipótesis de que Kirsty pudo caminar sonámbula. Explica que en los 9 años que han estado juntos, ella nunca lo hizo. Adam ha explicado que “todo lo queremos es averiguar la verdad. He perdido a mi mejor amiga. La echo de menos cada momento del día”.