Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La última cena de 4.000 calorías de una asesina en el corredor de la muerte

Kelly Renee Gissendaner,cuatro.com

Kelly Renne Gissendane, de 46 años, será ejecutada el próximo 25 de febrero en el estado de Georgia. Para la noche anterior, la mujer condenada por el asesinato de su marido, ya ha pedido el menú de su última cena. La lista que entregó a sus carceleros es larga y con más de 4.200 calorías.  Gissendane, varias horas después de la comilona recibirá una inyección letal.

Kelly Renne Gissendane cenará la noche del 24 de febrero dos hamburguesas, con su queso, dos raciones grandes de patatas fritas, una ensalada con huevos hervidos, tomates, pimientos, cebollas, zanahorias y queso con aderezo, para beber, limonada y de postre: helado de vainilla y cerezas y palomitas.
La mujer fue condenada por el asesinato de su marido en 1997. Kelly Renne Gissendane convenció a su novio a asesinarlo y fingir un robo, según ha publicado el Daily Mail.
Ella se fue al bar con unos amigos, mientras su novio se encargaba de matar a su marido. Para ello, el 7 de febrero de 1997 secuestró a la víctima, lo apuñaló y lo quemó. Para confundir a los investigadores ambos decidieron quitarle el anillo y el reloj  y así hacer creer que se trataba de un robo.
Sin embargo, en los interrogatorios, el novio confesó todo y culpó a Kelly Renne Gissendane. Al testificar contra ella, se salvó de la pena de muerte, mientras Gissendane era condenada a morir por inyección letal. 
La sentencia se cumplirá el próximo 25 de febrero horas después de la cena elegida por la mujer. Gissendane será la segunda mujer ejecutada en el estado de Georgia.