Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Justicia alemana niega a unos padres el acceso al Facebook de su hija fallecida

La Justicia alemana niega a unos padres el acceso al Facebook de su hija fallecidaGtres

Los padres de una chica que murió con 15 años pidieron que Facebook les permitiese acceder a la cuenta de su hija y así comprobar si estaba siendo acosada antes de morir. Sin embargo, un tribunal lo ha desestimado.

La corte de apelación de Berlín decidió el miércoles que los padres de la adolescente, que murió en 2012 después de ser arrollada por un convoy en el metro de Berlín, no tenían derecho a acceder a sus datos.
El fallo va en contra de la decisión tomada en una sentencia inicial por el tribunal regional en 2015, en la que se planteaban nuevas cuestiones sobre la herencia digital y el derecho a gestionar la presencia en línea y la propiedad intelectual de una persona fallecida, informa The Guardian.

Antes de la sentencia, Facebook y los padres de la niña, cuya identidad no se ha hecho pública, se reservaron, en caso de una perder, el derecho a apelar ante la corte federal de justicia de Alemania en Karlsruhe. El juez dijo que eran libres de hacerlo, pero los padres no han confirmado que es lo que van a hacer.

Los padres están desesperados ya que sólo quieren saber si la muerte de su hija fue un suicidio y si, en ese caso, pudo ser consecuencia de un acoso por internet. Tan sólo piden tener acceso a los chats que podría haber tenido su hija y así poder aportar una pista sobre la causa de la muerte tan inesperada de su pequeña.

La chica había informado a su madre de los detalles de acceso a su cuenta cuando tenía 14 años, pero la compañía, después de saber que la joven había fallecido por uno de sus amigos en Facebook, congeló su cuenta. Esto significa que las imágenes y publicaciones de la niña permanecían visibles, pero ya no era posible acceder a la cuenta.
Facebook se ha negado a decir quién solicitó la congelación de la cuenta, citando la protección de datos. La persona que presentó la solicitud habría tenido que proporcionar a Facebook la prueba de que la niña había muerto.

La empresa estadounidense de medios de comunicación social ha rechazado repetidamente la solicitud de los padres, argumentando que en caso de que los mensajes de un usuario sean revelados, otros usuarios también estarían expuestos.

En su sentencia de 2015, el tribunal regional de Berlín falló a favor de la madre, argumentando que el contenido de la cuenta de Facebook de la hija debería ser propiedad de sus herederos. El juez insistió entonces en que los chats de Facebook deberían ser considerados de manera diferente a las cartas y diarios de la chica que sus padres heredaron automáticamente. Facebook apeló contra esa decisión, por lo que el caso fue oído por el tribunal de apelación.

El fallo del miércoles se basó en un balance de las leyes de herencia elaboradas hace casi 120 años y en los derechos de los padres hacia los menores, con la ley de secreto de telecomunicaciones introducida para proteger la privacidad de las conversaciones telefónicas.

En una declaración en alemán a los medios de comunicación, Facebook dijo que acogió con beneplácito la sentencia, y añadió: "Al mismo tiempo, somos comprensivos con la familia y respetamos su deseo. Estamos haciendo todo lo posible para encontrar una solución que ayude a la familia al mismo tiempo que proteja la privacidad de terceros que también se ven afectados por esto".