Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los periodistas españoles secuestrados por el ISIS rompen su silencio

Francisco Javier Espinosa o Marc Marginedas reconocen muy bien de lo que son capaces los terroristas y esbirros del Estado Islámico. Son dos de los tres periodistas españoles que permanecieron secuestrados más de seis meses en Siria. Hasta ahora no podían hablar sobre esa experiencia por miedo a que mataran a sus compañeros de cautiverio. Hoy, con ellos en su mayoría asesinados, ya se han decidido a escribir en sus periódicos lo que vieron y sufrieron.

Pero a un año ya del fin del secuestro de Espinosa, Vilanova y Marc Marginedas, de El Periódico de Cataluña, esos otros periodistas y  miembros de organizaciones humanitarias a los que protegían con su silencio, ya no están, o han sido liberados o asesinados por los mismos que les mantuvieron cautivos. Uno de los tres radicales que les vigiló durante su secuestro, es el mismo que mató a Foley, Sotloff, Haines, Henning y Kassig en nombre del Estado Islámico, John el jihadista, el mismo también que se entretenía deslizando una gran espada por el cuello de Javier Espinosa mientras le amenazaba con degollarle.