Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jané reclama la convocatoria urgente de Junta de Seguridad y el acceso de Mossos a datos de intercambio policial

El conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, ha vuelto a reclamar este miércoles la convocatoria urgente de la Junta de Seguridad de Cataluña y el acceso de los Mossos d'Esquadra a las bases de datos de intercambio policial: "No se puede esperar más".
En su comparecencia en el Parlament para presentar el presupuesto de su departamento, ha señalado que el secretario general de Interior, Cèsar Puig, y el director de Mossos, Albert Batlle, se reunirán este jueves con el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, para negociar "el orden del día" en una futura reunión de la Junta.
Después de que el diputado del PP Alberto Villagrasa dijese en la comisión que existe la coordinación policial y que la Junta de Seguridad se tiene que reunir "siempre que lo que se ponga sobre la mesa sea razonable", el conseller ha afirmado que la reunión es urgente, viable y realista, recordando que no se lleva a cabo desde 2009 y que el anterior ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, le dijo que no se podía llevar a cabo al estar el Ejecutivo central en funciones.
Ha asegurado que es necesario que los Mossos d'Esquadra estén incluidos en las redes de intercambio de información en las que participan los cuerpos policiales, y lo ha considerado urgente por "razones operativas".
Jané ha remarcado que la amenaza terrorista requiere la colaboración entre las diferentes fuerzas policiales, por lo que ha considerado necesario que los Mossos se integren en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco).
Para ejemplificar lo necesario de la colaboración, ha explicado que el presunto yihadista que fue detenido la semana pasada en el País Vasco tenía conexiones con otro arrestado en Marruecos y la célula desarticulada en noviembre en Estrasburgo: "Hay una conexión global que exige la colaboración", ha sostenido.
TELECOMUNICACIONES
El conseller ha asegurado que el presupuesto prevé un total de 1,7 millones de horas destinados a patrullaje antiterrorista, y la participación junto a la Universitat Pompeu Fabra (UPF) en el proyecto europeo Tensor para detectar radicalismo en el Internet profundo.
Sobre políticas de seguridad ha asegurado que invertirá 8 millones de euros en el Servicio de interceptació y monitorización de telecomunicaciones (Siltec) para hacer frente a la amenaza terrorista.
Jané ha asegurado que un ejemplo de la importancia de disponer de esta tecnología es la desarticulación este martes de una banda criminal que habían robado a dos personas haciéndose pasar por policías gracias a que un juez autorizó la interceptación de comunicaciones.
500 PLAZAS DE MOSSOS
El conseller de Interior ha desglosado el presupuesto de su departamento, que se eleva a 1.246 millones de euros, un 7,4% más que el último aprobado en 2015, en el que el capítulo de personal supone el 86% del presupuesto.
Jané ha reiterado el anuncio de 500 nuevas plazas de Mossos d'Esquadra, si se aprueban los Presupuestos de la Generalitat, para compensar el decrecimiento natural de la plantilla.
Asimismo, ha dicho que entre este mes de enero y febrero todos los integrantes de los Mossos d'Esquadra tendrán chalecos y sus correspondiente fundas exteriores, siendo el primer cuerpo de estas características en que todos sus miembros disponen.
Ha destacado que el presupuesto prevé 10 millones en vestuario para los Bomberos de la Generalitat, ocho millones en obras en comisarías y cinco millones en parques de bomberos, la implantación territorial de los planes de protección civil y el aumento a 28 idiomas de la atención del teléfono 112.
El presupuesto contempla también una inversión de un millón de euros en la entrada en funcionamiento de 17 nuevos tramos de control de velocidad media, y ha valorado la reducción de accidentes mortales en vías interurbanas en 2016 con la "más baja" de la historia de Catalunya, pero ha dicho que no se puede bajar la guardia.