Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Intervienen un ejemplar de mono 'titi' en Toledo, cuyo propietario no tenía la pertinente documentación

La Guardia Civil y la Policía Local de Toledo han intervenido a un hombre un ejemplar de mono 'titi' al no presentar la documentación que preceptivamente ha de portar dicho animal. El primate fue trasladado a las dependencias de la Guardia Civil del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) en Toledo y posteriormente fue entregado al Centro de Rescate AAP Primadomus de Villena (Alicante).
Según ha informado en nota de prensa la Delegación del Gobierno, el 11 de enero componentes de la Patrulla Verde de la Policía Local de Toledo requirieron el apoyo del SEPRONA de la Guardia Civil de Toledo al tener conocimiento de que en un vehículo estacionado en una calle de esa localidad se encontraba un mono 'titi' sin la preceptiva documentación.
Personados en dicho lugar los agentes solicitaron al propietario dicha documentación, el cual manifestó no tenerla, por lo que se procedió a intervenir el primate y a trasladarlo a las dependencias del SEPRONA en Toledo. Posteriormente el SEPRONA entregó al mono al Centro de Rescate AAP Primadomus de Villena.
La Guardia Civil ha denunciado los hechos ante la Delegación Provincial de la Consejería de Agricultura en Toledo, por considerar que el propietario de mono 'titi' cometió una infracción administrativa.
Asimismo, ha denunciado los hechos ante la Delegación de Aduanas e Impuestos Especiales del Ministerio de Economía Industria y Competitividad en Toledo por considerar que dicho propietario también cometió una infracción administrativa recogida en Ley Orgánica de represión del contrabando.
La Guardia Civil recuerda que la legislación vigente en España, prohíbe la tenencia de estos animales a particulares, por lo que su adquisición se consideraría en todo caso como ilícita. En este sentido, los ciudadanos deben sospechar de cualquier documentación veterinaria que acompañe a estos animales y ampare su legal tenencia y procedencia y en la que se garantice que el animal no es portador de ningún tipo de enfermedad, ya que en la mayoría de los casos, este tipo de documentación se encuentra falsificados, siendo su finalidad la de inducir engaño en el comprador.