Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Infantas Elena y Cristina apartadas de la Familia Real

Infantas, familia real museo de ceracuatro.com

No ha habido consideración ninguna. Las Infantas Elena y Cristina han sido apartardas del resto de la familia Borbón. Eso es lo que ha ocurrido en el Museo de Cera de Madrid, donde las figuras de las hijas de los Reyes han sido literalmente apartadas del resto de la familia.

La complicada situación familiar de los Borbones ha obligado a continuos cambios en la organización del museo madrileño.
En el recuerdo de todos está la imagen de Jaime de Marichalar siendo trasladado en carretilla del salón real hasta el coso de Las Ventas, sin saber muy bien el motivo por el que se escogía esa sala.
Tiempo después le toco el turno al Duque de Palma que también fue apartado y llevado a un pasillo que comunicaba dos salas.
Tras algunos meses en 'tierra de nadie' fue definitivamente retirado de la exposición al igual que Jaime de Marichalar y según hemos podido averiguar, parece que ambas figuran han terminado en el taller del museo para ser fundidos.
Ahora les ha tocado el turno a las Infantas Elena y Cristina. La decisión de Zarzuela de potenciar el papel de los Príncipes de Asturias como futuro de la Corona ha tenido su fruto. Las dos hijas de los Reyes han sido relegadas a un segundo plano, aunque la forma no parece la más acertada.
Sus figuras han sido colocadas en un lado de la sala, con la vista al frente y la mirada perdida ya que las figuras no miran a nadie. Más bien parecen dos visitantes despitados que parte de la Familia Real.
Y es que guste o no guste, las Infantas no dejan de ser hijas y hermanas de quién son de la noche a la mañana. Lo que esta claro es que nuestra Familia Real ha sufrido muchos cambios, al menos en el Museo de Cera de Madrid.