Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Incibe asegura que el ataque informático no afecta a ninguna empresa estratégica española

El subdirector de servicios de ciberseguridad del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), Marcos Gómez, ha asegurado este martes que el impacto del ataque cibernético en España está bajo custodia y que a estas alturas no hay constancia de que empresas estratégicas españolas hayan sido afectadas por esta nueva versión de ramsomware, sino que sus efectos se están notando, principalmente, en Ucrania, Federación Rusia, Polonia, Alemania y, muy limitadamente, en Bielorrusia.
Según las investigaciones llevadas hasta el momento, el método de propagación utilizado es similar al del virus Wanna Cry, mediante el se cifra el fichero y lo propaga, si bien ello no significa que quienes están detrás sean las mismas personas.
Como rescate para recuperar la información sustraída, en esta ocasión se están pidiendo 300 euros ya que "buscan muchos pequeños clientes que puedan pagar el rescate". Desde el Incibe, un organismo dependiente de Red.es y del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, se ha desaconsejado efectuar este pago dado que "no se tienen garantías de que el ciberdelincuente te devuelva la información".
En este momento, en España lo que se está haciendo es trabajar con las empresas de Ciberseguridad y con las potenciales víctimas del ramsomware para que utilicen todos los métodos de prevención posibles, que tengan actualizados sus equipos, que vean si tienen copias de seguridad recientes y, sobre todo, que tengan a todo el personal avisado para que no abra ficheros adjuntos de remitentes desconocidos.