Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imbroda: "Marruecos debe asumir su responsabilidad con los menores que se les escapan a Melilla"

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha afirmado este martes que en la ciudad autónoma ya se cuentan 600 menores extranjeros no acompañados, fundamentalmente marroquíes, y los recursos para ellos están "colapsados". "Marruecos debe asumir sus responsabilidades con los menores que se escapan, que se les están escapando a ellos, y España, apoyarlo", ha señalado.
En declaraciones a Europa Press en los pasillos del Senado, Imbroda ha explicado que éste es un problema "importantísimo" de la ciudad autónoma y así se lo trasladó a la vicepresidenta del Gobierno y ministra para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, en una reunión mantenida este lunes junto al presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas.
Incide en que la problemática es grave porque "Marruecos no acepta la devolución de estos menores aunque son marroquíes" y pese a la existencia de un acuerdo con España al respecto firmado en el año 2012 que contempla la posibilidad de "repatriar a los niños extranjeros a su país con todas las condiciones de protección y todas las cautelas".
"Estamos desbordados en los centros de acogida. Canarias hace diez años puso el grito en el cielo porque en todas las islas tenían 500 menores. Sólo Melilla ya tiene 600 y además, se produce un efecto llamada, hay muchos niños marroquíes que quieren seguir entrando", ha afirmado, para añadir que "si van a entrar por oleadas" no habrá "ni recursos ni posibilidades" porque "la ciudad ya está colapsada en este sentido".
Conforme ha apuntado, "la mayoría" de estos niños y adolescentes están acogidos en recursos donde reciben educación y formación que ya están "desbordados", pero "hay una minoría que no quiere estar en esos centros y que son los que quieren irse al puerto de Melilla para colarse en los barcos de mala manera" poniéndose en peligro.
Aunque Imbroda trasladó a Soraya Sáenz de Santamaría la necesidad de más medios, ya que según afirma, Melilla destina 10 millones de euros anuales a la atención de estos menores y sólo recibe dos millones del Estado, la solución a su juicio pasa por conseguir que Marruecos "dé la razón".
"A Marruecos yo creo que España debe apoyarlo para que cree un centro de acogida de menores, de niños de la calle, para darles educación, formación y que de alguna manera, los eduquen y estén cerca de su familia. Estos menores son de Marruecos y tienen que estar en Marruecos. Es el desarraigo de un menor si no está con su familia ni en su país", ha sentenciado.
De hecho, Imbroda se ofrece para apoyar cualquier iniciativa en este sentido y afirma que "la ciudad de Melilla está dispuesta" a "subvencionar centros" y programas de formación y educación de menores con ONG marroquíes, "pero en Marruecos".
En su reunión con la vicepresidenta del Gobierno, Imbroda planteó también la situación de las fronteras de la ciudad autónoma y de su inmigración. Según afirma, los pasos fronterizos de Melilla soportan el cruce de "más de 20.000 personas y más de 100.000 coches cada día" y se producen "unos colapsos enormes de un tráfico que debería ser más fluido".
En cuanto a la inmigración, recuerda que la que más repercute en la ciudad, como ocurre en Ceuta, es la magrebí, es decir, "no la que salta la valla sino la que entra por la frontera", así que tal y como le trasladó a la vicepresidenta, "la problemática es otra" de la que aparece con más frecuencia en los medios de comunicación.
"Melilla tiene casi el doble de la media nacional de inmigrantes sin contar los subsaharianos que saltan. Hacen falta medios humanos de Policía Nacional y Guardia Civil y mejor disposición de infraestructuras en los pasos fronterizos. Todo eso hemos estado hablando", ha añadido.