Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Iglesia beatifica en Madrid a Álvaro del Portillo ante más de 200.000 personas

La Iglesia ha beatificado este sábado al sucesor de san Josemaría Escrivá al frente del Opus Dei, Álvaro del Portillo, en una ceremonia oficiada por el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato, que ha reunido en Valdebebas (Madrid) a más de 200.000 personas de 80 países, según la organización.

Pocos minutos después de las 12,00 horas, el cardenal Amato leía la fórmula de beatificación en latín: "Concedemos que el Venerable Siervo de Dios Álvaro del Portillo y Diez de Sollano, obispo, prelado de la Prelatura Personal de la Santa Cruz y Opus Dei, pastor según el corazón de Cristo, celoso ministro de la Iglesia, de ahora en adelante sea llamado Beato y se pueda celebrar cada año su festividad el 12 de mayo".
Además, el niño del milagro por el que Álvaro del Portillo ha sido beatificado, el chileno de 10 años José Ignacio Urreta Wilson, ha portado las reliquias del nuevo beato hasta el altar y se ha descubierto la imagen de Álvaro del Portillo.
Durante la homilía, el cardenal Angelo Amato ha asegurado que la Iglesia y el mundo necesitan en estos momentos una "ecología de la santidad" para contrarrestar "la contaminación de inmoralidad y la corrupción".
FRENTE A LA CORRUPCIÓN E INMORALIDAD
"La Iglesia y el mundo necesitan del gran espectáculo de la santidad, para purificar, con su aroma agradable, los miasmas de los muchos vicios alardeados con arrogante insistencia. Ahora más que nunca necesitamos una ecología de la santidad, para contrarrestar la contaminación de la inmoralidad y de la corrupción. Los santos nos invitan a introducir en el seno de la Iglesia y de la sociedad el aire puro de la gracia de Dios, que renueva la faz de la Tierra", ha advertido.
También ha intervenido el Papa Francisco a través de una carta enviada al prelado del Opus Dei, Javier Echevarría. En la misiva, el Pontífice se sumaba a la "alegría" del evento recordaba que Álvaro del Portillo "anima a no tener miedo de ir a contracorriente y de sufrir por anunciar el Evangelio" y enseña "que en la sencillez y cotidianeidad de la vida se puede encontrar un camino seguro de santidad".
Así lo ha indicado durante una ceremonia que ha durado unas dos horas y que ha reunido a autoridades españolas e internacionales. Entre los presentes se encontraban los ministros del Interior, Jorge Fernández Díaz, y de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.
TRILLO: "NOS TRATÓ CON MUCHO CARIÑO"
También estaba presente junto a su mujer Federico Trillo, embajador de España en Reino Unido, exministro de Defensa y expresidente del Congreso, que ha recordado que el nuevo beato les recibió en audiencia. "Nos trató con mucho cariño", ha recordado rememorando su consejo de reconciliación tras las peleas del matrimonio.
Yolanda Barcina, presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, también ha recordado, en declaraciones a Europa Press, que "don Álvaro realizó muchos viajes a Navarra, muestra de su interés". "Hasta 24 visitas. Quería a Navarra. Él es un ejemplo de buena persona. Hizo mucho por nuestra comunidad y por la Universidad de Navarra", ha explicado.
El exministro y exparlamentario europeo Marcelino Oreja Aguirre, que ha acudido a Valdebebas con su mujer, ha subrayado que está "muy contento de acudir a un acto como este". "Es el reconocimiento a un español universal, por su contribución a la Iglesia en España y en el mundo. Es un privilegio acudir a un acto así, compartiendo con tantísima gente este acto de fe", ha añadido.
José María Álvarez del Manzano, exalcalde de Madrid, destacó que "este acto es elevar a los altares a una persona para que sirva de referencia". "Los cristianos necesitamos referencia para salir adelante. Mantuvo una vida ejemplar. A ver si se nos contagia", ha deseado.
La organización de la beatificación ha contado con la ayuda de 3.500 voluntarios de los 40.000 jóvenes que han asistido a la ceremonia. En la Eucaristía han concelebrado más de 150 obispos de todo el mundo y 17 cardenales, entre ellos, el arzobispo emérito de Madrid, Antonio María Rouco Varela, el prefecto de la nueva Secretaría de Economía, George Pell, el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gerhard Ludwig Müller, y el prelado del Opus Dei, Javier Echevarría. Además unos 1.200 sacerdotes han impartido los sacramentos del perdón y de la comunión.