Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El catedrático y miembro del IPPC José Manuel Moreno lamenta que EEUU pueda ir "contra la evidencia científica"

El catedrático de ecología de la Universidad de Castilla-La Mancha y miembro del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU José Manuel Moreno, considera que, --de confirmarse la intención de Donald Trump de apear a Estados Unidos del Acuerdo del Clima de París--, sería una "pésima noticia" que por primera vez un presidente norteamericano fuera "en contra de la evidencia científica", que ha sido la base de muchas políticas de su nación.
Así, en declaraciones a Europa Press tras la voluntad expresada por Trump a este respecto que parece que se confirmará de forma inminente, ha advertido a Estados Unidos que de iniciar esa vía, entrará "en la senda de la soledad en un mundo que se guía por la evidencia científica" respecto al cambio climático y sus consecuencias.
"El cambio climático conlleva riesgos para las personas. Durante siglos la humanidad se ha esforzado por entender la naturaleza que nos rodea y por disponer de las mejores herramientas para poder guiar las políticas de los Gobierno", ha valorado Moreno.
Por eso, recuerda a Trump que el "liderazgo" de Estados Unidos se debe a su capacidad y a su "propio poderío científico", por lo que está mandando, a su juicio, un mensaje equivocado y nocivo para los ciudadanos de Estados Unidos y de "todo el mundo".
En todo caso, confía en que Europa continúe adelante con sus compromisos y sus cuentas para seguir reduciendo sus emisiones de gases de efecto invernadero, igual que China, que también ha apostado por disminuir sus emisiones "en interés y voluntad propia".
En definitiva, Moreno espera que otros países sigan esa senda frente a Estados Unidos que conocerá "la soledad en un mundo que se guía por la evidencia científica".