Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así es el aspecto que podrían tener los humanos dentro de 100.000 años

Así es el aspecto que podrían tener los humanos en el futuroInformativos Telecinco

Nickolay Lamm es un joven investigador y diseñador de EE.UU. Según él, los humanos dentro de 100.000 años tendrán una frente ancha, ojos grandes y piel pigmentada. Estas posibles evoluciones de la raza humana las ha extraído a raíz de las conversaciones que ha mantenido con Alan Kwan, doctor en genómica en la Universidad de Washington.

Según la hipótesis del investigador, dentro de 20.000 años los hombres tendrán un cráneo más alargado para acomodar el cerebro, de un tamaño superior al actual. Dentro de 60.000 años los hombres tendrán el cráneo todavía más grande, y los ojos también habrán aumentado de tamaño, ya que habremos colonizado el Sistema Solar y las personas que habiten en las colonias más alejadas del Sol tendrán que adaptarse a medios más oscuros.
Los siguientes 40.000 años estarán marcados por un dominio total sobre la genética. Además, el rostro humano se habrá adaptado a las características que las personas considerarán atractivas: líneas fuertes y majestuosas, narices rectas, ojos de mirada intensa y rasgos faciales de simetría perfecta, así lo recoge 'Russia Today'.
Por su parte, el científico británico Steve Jones defiende la versión de que la evolución de la especie humana se ha parado prácticamente, por lo que el aspecto de la gente del futuro apenas cambiará. Según Jones, las fuerzas motrices de la evolución, como la selección natural y la mutación genética, no funcionan en el mundo moderno.

En 2013 la revista 'National Geographic' publicó una serie de fotografías bajo el nombre 'El rostro cambiante de Estados Unidos', en la que el fotógrafo estadounidense Martin Schoeller retrató caras de todos los matices, tonalidades, color de ojos y tipo de pelo. Foto: Nickolay Lamm.