Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hospital confirma que Lubitz visitó el centro pero niega que fuera por depresión

Andreas Lubitz, el copiloto que presuntamente estrelló de forma intencionada el avión de Germanwings el pasado martes contra los Alpes franceses, acudió al Hospital Clínico Universitario (UKD) de Dusseldorf durante el mes de febrero y el de marzo, al tiempo que ha desmentido que acudiera por una depresión.

Según ha informado el establecimiento en un comunicado, la última vez que acudió al centro fue el pasado 10 de marzo, si bien no ha querido ofrecer detalles sobre la dolencia que le aquejaba alegando "secreto médico".
Sí ha aclarado que no es "correcto" que Lubitz hubiera acudido al UKD por una depresión, como se había apuntado en algunas informaciones. El hospital ha entregado ya el historial del paciente al fiscal encargado del caso en Dusseldorf.
El director del hospital, Klaus Hoffken, ha expresado su "consternación y horror" por lo sucedido y ha prometido que el centro "apoyará sin reservas" la investigación que está llevando a cabo la fiscalía. Por último, han puntualizado que no tienen más información que dar y que corresponde a la fiscalía informar sobre el caso.
Parte de baja
La Fiscalía de Dusseldorf ha informado este viernes en un comunicado de que Lubitz ocultó su enfermedad a la empresa y tenía un parte de baja en su casa para el día en el que se produjo la tragedia.
Según ha precisado, durante el registro no se ha encontrado ninguna nota de despedida ni de reivindicación ni tampoco se tienen por el momento pruebas que apunten a un motivo político o religioso en su manera de actuar.
Lo que sí se encontró, ha añadido, son documentos que demuestran que padecía una enfermedad y que estaba bajo tratamiento médico. Entre ellos, había una "baja por enfermedad rota actual y que también cubría el día" del vuelo. Así las cosas, la Fiscalía concluye que Lubitz "ocultó su enfermedad" a Germanwing y a sus compañeros.