Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Hospital de Fauna Salvaje de GREFA atendió a más de 5.600 animales en 2016, de los que más del 89% eran aves

El Hospital de Fauna Salvaje de GREFA atendió a más de 5.600 animales en 2016, lo que representa una media de 14 animales diarios, según datos de la ONG GREFA que gestiona el centro hospitalario desde hace 35 años.
En concreto, en 2016 ingresaron vivos 5.244 animales de especies silvestres y la cifra supera los 5.600 si se tiene en cuenta los que ya llegaron muertos para realizarles las correspondientes necropsias con el fin de dilucidar la causa de la muerte o los que nacieron en el mismo hospital.
La mayoría, el 89,18 por ciento eran aves de especies amenazadas como buitre negro, águila real, águila perdicera, el cernícalo primilla, el cernícalo vulgar, la lechuza común o el galápago europeo y su destino son los programas de reintroducción o el refuerzo de poblaciones silvestres.
Algunos de estos animales fueron recogidos por el equipo de rescate de la ONG para lo que GREFA califica de "fundamental" la colaboración de la Guardia Civil, la Policía Local, agentes medioambientales y numerosas clínicas veterinarias, así como de la red de voluntarios y los particulares que llevan ejemplares de fauna al hospital cuando los encuentran.
En concreto, los datos señalan que de los 5.244 animales ingresados, 4.687 eran aves, 350 mamíferos, 198 reptiles y 9 ejemplares de anfibios. La mayoría presentaban problemas a causa de venenos, de cazadores, electrocuciones o colisiones con tendidos eléctricos, atropellos, trampas y transformaciones del entorno, entre otras.
El secretario general de GREFA, Fernando Garcés, ha recordado la falta de apoyo a su labor por parte de la Comunidad de Madrid, que en teoría es la encargada de "velar" por la vida silvestre, a pesar del servicio que la ONG presta al hacerse cargo del rescate y atención de la fauna salvaje más necesitada de la región, "incluidas a menudo especies catalogadas como amenazadas".
Por ello, ha calificado de "lamentable" que el habitual y "enriquecedor" trabajo "codo con codo" que se desarrolla con muchos centros de recuperación de fauna tanto en España como fuera de ella y "contrasta con el total desinterés hacia GREFA, cuando no menosprecio, de los responsables del Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) gestionado por la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid".
Garcés ha subrayado también que en 2016 la ONG logró devolver a su hábitat natural a un total de 2.362 ejemplares y que las cinco especies que fueron objeto de más liberaciones el año pasado, tras su rehabilitación en el hospital de fauna de esta asociación, fueron el vencejo común (655), el ánade real (297), la paloma torcaz (129), el avión común (121) y la urraca (93).
Respecto a su labor, ha valorado el apoyo de los ciudadanos a su labor conservacionista a través de apadrinamientos de animales que reciben tratamiento en GREFA, ya que en 2016 más de 200 padrinos apoyaron económicamente su labor.
Así, 35 años después de esta labor, GREFA ha obtenido varios premios, entre los que destaca el de la Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad.