Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Tendrías un hijo o una mascota?

Los estadounidenses reemplazan tener hijos por cuidar de una mascotaInformativos Telecinco

Según un estudio de la revista 'Quartz' los estadounidenses cada vez tienen menos niños. Cambian engendrar por adquirir una mascota. Y a la hora de elegir, apuestan por mascotas de un peso inferior a nueve kilos. La caída de la natalidad ha descendido alrededor de un 10% en los últimos 6 años.

Según varias fuentes recogidas Russia Today, las tendencias de los últimos años muestran que las tasas de natalidad en EE.UU. se reducen de forma constante, según la edición en línea 'Quartz'. Pese a que las mujeres mayores de 29 años ahora suelen dar a luz un poco más que antes, en general la caída de la natalidad ha sido de un 10% (o de 400.000 nacimientos) en 6 años. Y es que este fenómeno afecta en particular a las mujeres menores de 29 años, cuyos niveles de maternidad se han visto reducidos considerablemente a partir del año 2007.
Y mientras la natalidad se reduce, crece cada año la cantidad de perros de pequeño tamaño, de menos de 9 kilos. Desde 1999 los estadounidenses han comprado cada año más mascotas, de tal forma que su número casi se ha doblado desde entonces en los hogares estadounidenses, según la información de consultora Euromonitor, citada por ‘Quartz’. En general, los ciudadanos de EE.UU. poseen más de 30 millones de perros.
Damian Shore, experto de 'Euromonitor', señala una relación entre ambas tendencias. "Definitivamente aquí se está produciendo cierto fenómeno de reemplazo". De hecho, las mujeres que evitan tener hijos y aquella que tienen perros pequeños son de la misma edad, de alrededor de 30 años de edad.
 
También ocurre que los estadounidenses no solo compran más perros, sino que cada vez los tratan mejor e invierten más dinero en ellos. No en vano, cada año más propietarios de perros compran comida canina de clase Premium. Mientras que las ventas de la comida de precio bajo o medio casi no han crecido o ha crecido muy poco desde  el 1999, las ventas de comida cara se triplicaron y ocupan ya el 57% del mercado. Eso sin contar con el creciente número de servicios exclusivamente para mascotas.