Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La secretaria de Correa: "No vi nunca a García-Escudero y quiero pedirle perdón"

La secretaria de Correa se retracta: "Me vine arriba porque había tomado tres copas"EFE

Maica Jiménez, secretaria del presunto líder de la red Gürtel, Francisco Correa, aprovechó su comparecencia ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata para pedir "perdón" al presidente del Senado, del que dijo en una conversación anterior que era "un gran amigo" de su jefe y estaba "metido en el ajo", y asegurar que nunca le vio en la sede de la empresa que funcionaba como epicentro de la trama.

"No le vi nunca en Special Events y desde aquí quiero pedirle perdón públicamente por el daño que le pueda ocasionar el haberle mencionado", asegura Jiménez en la grabación de la declaración como testigo que prestó el pasado martes, a la que ha tenido acceso Europa Press.
La secretaria, que se expresa de forma desafiante durante toda la comparecencia, se retractó de las manifestaciones en las que aseguraba haber visto al extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas y a otros dirigentes de la formación salir con sobres de la empresa "a altas horas de la noche".
Lo único que admitió es que Correa solía tratar con la exministra de Sanidad Ana Mato pero porque era responsable de Comunicación del PP y tenía que dar el "visto bueno" a los actos que Special Events organizaba para el PP. "Por ella pasaban las aprobaciones de lo que hacíamos, si montábamos un 'stand' tenía que tener el visto bueno de ella", dice.
En estos términos Jiménez señala que la grabación, que fue realizada por la concejal de Boadilla del Monte (Madrid) Ana Garrido, forma parte de "una conversación de taberna" y que se "vino arriba" porque "había tomado tres copas". "Fue una encerrona", añade.
"¿Yo he dicho eso?"
En el momento en el que es preguntada si vio "cajas de zapatos llenas de dinero", como le confesó a la concejal de Boadilla, Jiménez se molesta con su interlocutor, el abogado Miguel Durán, que representa al presunto número dos de la trama, Pablo Crespo. "¿Yo he dicho eso?", se pregunta visiblemente enfadada. "Me desdigo totalmente de eso. Es una barbaridad. Jamás he visto salir de esa empresa dinero. Ni en sobres, ni en bolsas, ni en maletas, ni en nada", afirma.
También niega que el lugarteniente de su jefe, Álvaro Pérez, 'el Bigotes', organizara la boda de Ana Aznar, hija del expresidente del Gobierno, y Alejandro Agag "con dinero de Special Events", como le trasladó a Garrido. "Es algo que escuché en los pasillos pero no fue la boda. Fue algo", apunta.