Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Real británica arrolla a un turista que se interpuso en su camino

La Guardia Real británica presume de marcialidad, seriedad, disciplina, formalidad y rigurosidad y eso es algo que acaba de comprobar en sus propias carnes, Derek, un turista con aficciones fotográficas. El pasado sábado se hallaba en el lugar más inapropiado y en el momento más inoportuno posible cuando un destacamento de este popular cuerpo desfilaba en un cambio de guardia. Asegura The Independent que el hombre pretendía fotografiar el momento pero, despistado, buscaba el mejor momento y ubicación para hacerlo sin darse cuenta que la arradora marcha de los guardias se le echaba encima sin darle tiempo a lograr su objetivo. A pesar de la advertencia de su compañera de que molestaba, los militares acabaron atropellándole a pesar de haberle gritado de forma clara: "¡Abran paso¡". La escena fue objeto de algunos comentarios ofensivos por parte otros espectadores que llegaron a gritar "¡estúpido!", sin que se sepa si el exhabrupto estaba dirigido hacia Derek o al guardia que le arrolló.