Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rescatan a una mujer semiinconsciente cuando intentaban devolverle a su perro

Guardias civiles rescatan a una mujer semiinconsciente en su casa al tratar de devolverle su perroGuardia Civil

Dos agentes de la Guardia Civil rescataron este jueves a una mujer que se encontraba semiinconsciente en su domicilio de Murcia. Antes, un ciudadano había alertado de que se había encontrado un pastor alemán perdido. Tras identificarlo, los agentes se dirigieron al domicilio de la propietaria para devolverle a su perro.

Agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Murcia, libres de servicio, rescataron en la tarde de este jueves a una mujer que se encontraba semiinconsciente en su domicilio del barrio murciano de Vista Alegre cuando trataban de devolverle a su perro, que un ciudadano ejemplar había recogido de la calle cuando vagaba suelto.
Los guardias civiles del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), a través del microchip del animal, localizaron el domicilio de su propietaria en una finca próxima a la Comandancia y solo la perseverancia de los agentes permitió acceder a la vivienda y rescatarla, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.
El servicio se inició cuando un joven contactó con especialistas del SEPRONA para comunicar el hallazgo de un perro, de corta de edad y de raza pastor alemán, en un parque próximo a la Comandancia.
El joven había localizado al animal, suelto y desorientado, la tarde de antes e intentó sin resultado localizar a su propietario, por lo que decidió trasladarlo a su domicilio para protegerlo, mientras averiguaba cómo localizar a su dueño.
Agentes del SEPRONA, que en ese momento se encontraban fuera de servicio, recogieron al animal e iniciaron las labores de identificación de su propietario, a través del microchip. Estas pesquisas condujeron a los guardias civiles hasta un domicilio, ubicado a escasos 200 metros de la Comandancia, al que se dirigieron para entregar el animal.
El domicilio se encontraba cerrado y sin respuesta desde el interior por lo que se entrevistaron con vecinos del inmueble para averiguar quién residía en el mismo y si conocían al animal, lo que supuso averiguar que la moradora de la vivienda era una mujer, de media edad, que vivía sola.
PERSEVERANCIA Y TENACIDAD FUERA DE SERVICIO
La inquietud de los agentes y su perseverancia hizo que continuaran indagando hasta conocer la identidad de uno de los familiares, que fue localizado gracias a la colaboración de Policía Local de Molina de Segura.
Este familiar acudió al domicilio y aunque carecía de llaves para acceder, sospechaba que la moradora de la vivienda, por la hora y rutinas diarias de la misma, podía encontrarse dentro.
Una vez los guardias civiles insistieron en reiteradas ocasiones, llamando a la puerta sin obtener respuesta, y ante las sospechas de que en el interior pudiera encontrarse una persona en peligro, solicitaron la asistencia de un cerrajero.
El resultado de esta actuación se saldó con la localización de una mujer en estado semiinconsciente por lo que, de inmediato, fueron solicitados equipos de emergencias médicas que, junto a agentes de la Policía Local de Murcia, acudieron al inmueble.
La mujer fue estabilizada 'in situ' por el personal sanitario, si bien y debido a su estado físico y cognitivo, tuvo que ser trasladada hasta el Hospital Morales Meseguer de Murcia.
La actuación de los dos guardias civiles y de este ejemplar ciudadano permitió salvar la vida de una mujer que, en caso de no haber sido localizada a tiempo, podría haber fallecido.