Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guardia Civil detiene al individuo que en diciembre presuntamente mató a un vecino de Barinas (Abanilla)

La Guardia Civil ha detenido este martes a un individuo, de 35 años y nacionalidad española, como presunto autor material del crimen ocurrido el pasado mes de diciembre en la pedanía de Barinas (Abanilla). El cadáver, que presentaba signos de violencia, se halló en el garaje de su casa.
La víctima era un hombre de 46 años y nacionalidad española que vivía solo y que, al parecer, murió tras ser golpeado con algún objeto contundente. Ambos, víctima y presunto agresor, eran conocidos, ya que habían intercambiado sustancias estupefacientes, dado que el finado era un vendedor de cocaína de la zona.
Según ha podido conocer Europa Press, el homicidio pudo tener su origen en una disputa por drogas. Está previsto que a lo largo de este jueves pase a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Cieza el detenido, que también es vecino de la localidad.
La operación 'Varino' se inició la noche del pasado 5 de diciembre, cuando la Guardia Civil fue alertada del hallazgo de una persona fallecida en su domicilio de la pedanía abanillera de Barinas.
El hallazgo se produjo cuando familiares del fallecido, ante la preocupación por no tener noticias suyas y que no volviera a casa, comenzaron a buscarle por los lugares que solía frecuentar, hasta que hallaron su cuerpo sin vida y con evidentes signos de violencia en el interior del garaje de su vivienda.
Tras la obtención de indicios, toma de manifestaciones a posibles testigos, realización de informes periciales y demás gestiones, los agentes constataron que la víctima presuntamente era un vendedor de cocaína de la zona, que suministraba dicha sustancia estupefaciente a los vecinos de su pueblo y de localidades próximas, atendiendo a los mismos en el interior de su taller mecánico o en los caminos que daban acceso a este.
En una de esas transacciones con un cliente habitual y, por tanto, conocido del fallecido, se produjo una discusión que desembocó en tal trágico final: su muerte.
Desde un primer momento, la principal línea de investigación se desarrolló sobre la posible relación de amistad o de actividad lucrativa entre el fallecido y el autor de su muerte, ya que, según los conocidos de la víctima y el resto de clientes, el fallecido no habría permitido el acceso a su vivienda a nadie que no fuera de su confianza o a quien hubiera vendido cocaína con antelación.
El análisis de los indicios obtenidos hasta el momento y los informes periciales elaborados permitieron identificar al presunto autor material del homicidio, conocido de la víctima y que había frecuentado en numerosas ocasiones la vivienda donde se halló su cadáver.
Tras ocho meses de investigación, la Guardia Civil localizó al sospechoso durante la mañana del pasado martes y procedió a su detención como presunto autor de los hechos.
SEGUNDA DETENCIÓN EN LA OPERACIÓN
El pasado mes de abril, la Guardia Civil efectuó la detención de otro vecino de Abanilla presuntamente vinculado con los hechos delictivos investigados.
El desarrollo de la investigación ha permitido constatar que el primer arrestado, un vecino de Abanilla, de 30 años y nacionalidad española, aunque se sospecha que pudiera no haber participado de forma directa en la comisión del homicidio, pudiera aprovecharse de la oportunidad de acceder a la escena del crimen instantes después de la disputa.
De la investigación se desprende que este primer detenido presuntamente accedió al garaje, donde todavía se hallaba el cuerpo sin vida de la víctima, en busca de dinero y cocaína, hallándose pruebas de que el mismo manipuló diversos útiles donde el fallecido almacenaba la sustancia estupefaciente, huyendo posteriormente del lugar sin comunicar el hallazgo del cadáver en el suelo y sin facilitar la posibilidad de un posible auxilio.