Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con 13 años crea una de las empresas con mayor crecimiento de Gran Bretaña

Un niño de 13 años crea una de las empresas con mayor crecimiento de Gran BretañaInformativos Telecinco

Harvey Millington, un niño de 13 años de Somerset (Inglaterra), ha conseguido en tan solo 8 semanas un beneficio de más de 4.000 euros. Este hecho situa a su empresa a la cabeza de las que mayor crecimiento tienen en Gran Bretaña.

Una simple pegatina que recuerda a los conductores cuando deben pagar su impuesto, algo similar a la ITV en España, ha servido para que Harvey Millington consiga 4000 euros en apenas 8 semanas, tal y como publica Mirror. Cada tarjeta, llamada MOT, la vende por poco más de 5 euros y puede recibir más 400 pedidos al día.
El interés por estas tarjetas surgió el año pasado, cuando el Gobierno decidió cambiar la ley y miles de ciudadanos se quedaron sin su revisión. A Harvey se le ocurrió la idea después de ver como el coche de su padre ya no tenía un MOT en la luna. El pequeño vio un buen mercado y decidió emprender en ello.
Ahora el estudiante de octavo curso dice que no tiene aún un plan para el futuro. “Mis profesores están constantemente preguntándome por ello. Estoy trabajando muy duro”, declara el joven.
"Probablemente sea la persona más rica de mi clase. Espero continuar así por un tiempo".
Ahora su padre Howard Millington ha invertido en una página web donde vende 8 diseños diferentes de MOT, y en publicidad a nivel local.
Howard presume con orgullo la brillante idea de su hijo: "No es más que un niño de 13 años de edad, él no va a dejar la escuela, pero está realmente comprometido con esto”.
La compañía está recibiendo pedidos a un ritmo tan asombroso que han discutido más de una vez la idea de ahorrar el pedido físico, y enviar los pedidos online para que las pegatinas puedan ser imprimidas directamente.
Sin embargo, esto costaría cerca de 40.000 euros por lo que Harvey está empezando a ahorrar para invertir en un futuro.