Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern niega ser competente en la detención del periodista turco en Barcelona

La Conselleria de Justícia de la Generalitat ha asegurado al Colegio de Abogacía de Barcelona (Icab) que desconoce si en la detención del periodista turco, Hamza Yalçin, la semana pasada en la capital catalana, se le leyeron los derechos y se informó de los motivos, puesto que "no son competentes".
Así se lo ha comunicado este viernes la Dirección General de Servicios Penitenciarios en una carta al Icab a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que también incluye los detalles de las condiciones del ingreso en prisión del periodista en la cárcel Brians 1, donde se le trasladó el pasado 4 de agosto al negarse a ser extraditado.
En concreto, el periodista turco siguió el procedimiento habitual de ingreso en prisión y se encuentra en una celda para él solo, ubicada en el Módulo Residencial de Observación, también ha recibido la visita del Consulado de Suecia, ya que tiene doble nacionalidad turca y sueca, así como la de su abogado.
Asimismo, el director general de Servicios Penitenciarios, Armand Calderó i Monfort, que firma la carta, ha señalado que "tendrán muy presente" la propuesta del Icab de salvaguardar los derechos fundamentales de quienes ingresesn en su institución.
Sobre Yalçin pesa una orden internacional de detención emitida por las autoridades turcas por un delito relacionado con el terrorismo, por lo que al pisar el aeropuerto de la capital catalana fue detenido por la Policía Nacional, que le puso a disposición del juez de guardia de la Audiencia Nacional Ismael Moreno.
Tras negarse a ser extraditado a Turquía, el magistrado, a petición de la Fiscalía, le envió a prisión provisional, siguiendo así los trámites del Convenio europeo de extradición, que establece que el juez puede ordenar la prisión o la libertad para un detenido mientras se tramita la entrega al país solicitante.