Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canarias defiende la gestión del 112 en la falsa alarma del accidente aéreo

El remolcador que ha sido confundido con un aviónArcadio Suárez / Canarias7

El portavoz del Gobierno de Canarias, Martín Marrero, ha respaldado este viernes la actuación del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112 durante la falsa alarma sobre un accidente de avión en la costa de Gran Canaria y, en principio, aunque es competencia de la Consejería de Seguridad y no se ha analizado en el Consejo de Gobierno, ha dicho que no se contemplan cambios en los protocolos de emergencias. "A día de hoy sigue todo como estaba", ha comentado.

En una rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Gobierno, ha señalado que la "polémica" con Aena y el Ministerio de Fomento "puede durar lo que se tarda en escuchar las grabaciones, se acaban las dudas".
Marrero ha relatado que antes de que el 112 informara a los medios de comunicación a través de Twitter, hubo "tres llamadas" indicando un suceso que "afortunadamente, al final no fue tal.
En la primera llamada, procedente del centro de control del aeropuerto de Gando, ha señalado, se indicaba que "un Boeing estaba flotando en el mar enfrente de Jinámar, y se solicitaba literalmente que por favor, se movilizaran todos los recursos".
La segunda llamada, ha apuntado, fue de la torre de control, y advertía de que el último avión que había despegado "había visualizado un avión en el agua", mientras que la tercera llamada ya se estima, incluso "que la nave podía llevar 190 pasajeros".
Llamadas procedentes de un conducto oficial
"Alguna de ellas se hizo a través de un terminal Tetra que solo se puede utilizar por las distintas administraciones públicas para comunicar emergencias. Venía por un conducto oficial desde la institución competente, en este caso, el centro de control del aeropuerto, y a partir de ahí se informa a la población, y cuando aclararon que era falsa alarma, se dio otra información. No hay más, afortunadamente, y estas llamadas están grabadas para quien las quiera escuchar", ha señalado.
Sobre el anuncio por Twitter, ha insistido en que "si una torre de control dice en tres llamadas distintas que hay un avión en el agua, ¿es para sospechar que no es así?".
Según Marrero, la difusión de la información se produjo después de las tres llamadas. "No hay más historia, son llamadas insistentes. Eran tan literales y concretas que nada hacía sospechar que pudieran estas equivocados", ha señalado.