Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno destina 350.000 euros a extraer agua subterránea en Villalonga para regar en la CH del Júcar

El Consejo de Ministros ha tomado razón este viernes de las obras de emergencia por un importe de 350.000 euros para paliar los efectos de la sequía que afecta a la Cuenca hidrográfica del Júcar.
Según ha informado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en concreto, se realizará un sondeo de investigación-preexplotación en L'Esclapissada, en el término municipal de Villalonga (Valencia).
Además, ha explicado que dentro de la demarcación del Júcar, en el caso de la cuenca del río Serpis, la escasez de precipitaciones de los últimos dos años ha llevado a declarar la situación de emergencia que "precisa" la incorporación de recursos subterráneos para garantizar parte de la demanda agrícola de la localidad de Villalonga, de modo que se pueda obtener el riego mínimo de las plantaciones arbóreas existentes.
De este modo, ha añadido que para alcanzar este objetivo la confederación hidrográfica del Júcar realiza un sondeo de investigación para la explotación para garantizar el riego a la comunidad de regantes de Villalonga. Así, ha precisado que esta extracción que correrá a cuenta de la comunidad de regantes de los canales altos del río Serpis.
Sáez de Santamaría ha recordado que el pasado mes de mayo de 2015 ante la "ya grave situación de sequía", en las demarcaciones del Júcar y del Segura se aprobaron dos Reales Decretos con medidas para paliar los efectos económicos, sociales y ambientales de esta situación y que fueron prorrogadas hasta finales de este mes de septiembre, cuando termina el actual año hidrológico.
Finalmente, ha dicho que la extracción correrá a cuenta de la comunidad de regantes de la Comunidad de Regantes de los Canales Altos del Serpis, y dejará de utilizarse de forma ordinaria cuando desaparezcan las actuales condiciones de escasez. El sondeo tiene un diámetro inicial de 650 milímetros y de 450 milímetros en el resto del trazado, y una profundidad de hasta 500 metros.