Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno se compromete a restablecer las donaciones al Fondo Mundial Contra el Sida pero no concreta cifra

El Gobierno en funciones se ha comprometido a participar en la Conferencia de Reposición de Recursos del Fondo Mundial de Lucha Contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, que se celebra el próximo 16 de septiembre, como socio donante. Sin embargo, no ha especificado cuál es la cifra que ofrecerá porque, según ha explicado el diputado del PP, José María Chiquillo, hasta que no haya presupuestos para 2017 no se podrá precisar.
Del mismo modo, ha anunciado que el Ejecutivo negociará con Etiopía, Camerún y República Democrática del Congo, para condonar la deuda de 17 millones de dólares que tienen estos países con España por salud.
Chiquillo ha explicado estas decisiones tras participar este martes en una reunión en el Congreso de los Diputados entre el Fondo Mundial Contra el Sida, diferentes ONGs --Salud por Derecho, Oxfam Intermón e IS Global-- y la totalidad de Grupos Parlamentarios.
En dicho encuentro, todas las fuerzas políticas han firmado una carta en la que han acordado que España retomará su posición de socio donante del Fondo Mundial, después de que retirara su aportación en 2011. Además, el texto apuntaba a que la donación tendrá que tener consonancia con la posición que España ocupa en el mundo y que se ha cuantificado en unos 100 millones de dólares en el periodo 2017-2019.
En este sentido, Chiquillo no ha querido hablar de cifras y ha culpado de la situación "al bloqueo político de algunos que no salen del 'no'" y que no permiten que se ponga en marcha un Gobierno "que pueda aprobar los presupuestos". "Sería nuestro deseo, pero no se puede cuantificar esa cuantía porque un Gobierno en funciones no puede aprobar presupuestos y tampoco puede comprometerse extrapresupuestariamente" con el Fondo Mundial, ha apuntado el diputado 'popular'.
En cuanto a las razones por las que España dejó de donar en 2011 a esta causa, Chiquillo ha explicado que "la crisis económica que ya se vislumbraba en esos años" llevó al Ejecutivo a tomar la decisión de dejar de donar.
Por su parte, el PSOE se ha alegrado de que todos los grupos hayan apoyado esta carta. Aún así, su diputado Jesús María Fernández, teme por el compromiso del Gobierno ante esta petición y ha recordado que el pasado mes de abril se aprobó "por unanimidad" una proposición no de ley en la que se instaba al Gobierno a participar en la conferencia del Fondo Mundial en Nueva York y, finalmente, España no acudió.
El diputado del Grupo Ciudadanos, Francisco Igea, ha llamado a la recuperación del papel de España a nivel internacional. "Ahora tenemos que volver a recuperar nuestro sitio", ha señalado para recordar que España ha sido el cuarto mayor donante de este Fondo. Igea ha reconocido también que antes de decidir la cifra de la donación hay que "ver las capacidades presupuestarias" del país.
NO ES SUFICIENTE PARA LAS ONGs
La representante del Fondo Mundial contra el Sida en esta reunión, Charlotte Díaz, ha explicado ha sido "muy interesante ver que hay un consenso real de todos los grupos para el retorno de España", aunque ha reconocido que "no ha habido compromiso en cuanto a la cuantía" y que, ahora, habría que trabajar "en esa dirección".
Díaz ha indicado que, a pesar de no seguir como donante, España siempre ha estado presente a nivel técnico en la junta directiva del Fondo. Pero sí ha recriminado que "muchos otros países han pasado también por una crisis y raramente se ha visto el caso de una aportación cortada totalmente".
Por su parte, la directora de Salud por Derecho, Vanesa López, ha declarado que le parece "insuficiente" el compromiso realizado este martes. En primero lugar porque el canje de deuda por salud de 18 millones de dólares le parece "una cifra insignificante" y además, ha explicado que le preocupa "el carácter de esa deuda". A su juicio, habría que hacer un balance para ver si esa deuda es ilegitima o no, porque, según ha indicado, "suelen serlo".
"No estamos contentos con esa formula, nuestro objetivo son 100 millones de dólares en los próximos 3 años y consideramos que es una cantidad acorde con la economía española", ha concluido.