Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ministerio de Educación publica los grados universitarios que no pueden reducirse a tres años

Universidadgtres

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el listado de títulos que las universidades no pueden reducir su duración a tres años, pese al decreto sobre la ordenación de las titulaciones de Grado, conocido como '3+2', aprobado por el exministro de Educación José Ignacio Wert en 2013.

De esta forma, el Gobierno cumple con el acuerdo alcanzado con CRUE Universidades Españolas y con el Consejo de Universidades, integrado por todos los rectores, para que este decreto, que contó con el rechazo unánime de la comunidad universitaria, se aplique solo a los títulos universitarios completamente nuevos.
Este acuerdo consiste en que aquellos títulos universitarios oficiales de Grado, cuyos planes de estudio cuentan con una carga lectiva de 240 créditos ECTS (cuatro años) en la actualidad, mantengan esa duración.
Lo mismo ocurrirá con aquellos títulos universitarios oficiales de Grado que tienen planes de estudios que han sido objeto de regulación por su correspondiente normativa sectorial, es decir, las Ingenierías o los de Ciencias de la Salud.
Para el resto de titulaciones, lo pactado por los rectores y el Ministerio de Educación es que sean las universidades las que, en uso de su autonomía, determinen cuál será la carga lectiva en créditos ECTS y si pueden tener 180 créditos ECTS.
El acuerdo recoge que el Consejo de Universidades -a través de la Comisión de Verificación y Acreditación de Planes de Estudios- actualizará, revisará y modificará los anexos de este texto. De las actuaciones realizadas por esta comisión se dará traslado a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), así como a los respectivos órganos de evaluación autonómicos.