Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno concede ayudas para paliar los daños en los municipios del Mediterráneo afectados por las inundaciones

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes una partida de ayudas para compensar los daños causados por la lluvia y las inundaciones una vez que también ha declarado "zonas afectadas gravemente por una emergencia de Protección Civil" a las regiones más afectadas por el temporal que afectó desde el 17 de diciembre a la zona de Levante: la Comunidad Valenciana, Murcia, Baleares y las provincias de Almería y Albacete.
Según ha anunciado el ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, se ha acordado la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de Protección Civil y la concesión de ayudas para paliar los daños personales y materiales, incluyendo viviendas, enseres, negocios, producciones agrícolas y ganaderas y bienes municipales.
Las medidas, que se financiarán conforme a los previsto en la Ley General Presupuestaria, incluyen ayudas económicas para casos que van desde el fallecimiento de personas o una situación de incapacidad permanente sobrevenida a causa del temporal (18.000 euros en cada caso), hasta la destrucción o daños en enseres (por un importe máximo de 2.580 euros); o ayudas a establecimientos industriales, mercantiles y de servicios afectados por el temporal, por importes de hasta 8.500 euros.
Junto con estas, se contemplan también ayudas a personas físicas y jurídicas, a corporaciones locales y se incluye un apartado específico para ayudar a aquellos cuyas viviendas han sufrido daños, bien estructurales (hasta 10.320 euros o el 50%), a las comunidades de vecinos (hasta el 50% o 5.160 euros) o bienes de primera necesidad (2.580 euros). En caso de destrucción total, la medida incluye una ayuda máxima de 15.120 euros.
Además de las ayudas económicas, se incluyen también determinados beneficios fiscales, como la exención de las tasas a la hora de tramitar las bajas de vehículos y cuando se proceda a la expedición de los permisos de conducción o circulación, aunque se podrán conceder otras ayudas si las aprueban otros ministerios.
Méndez de Vigo ha asegurado que las ayudas aprobadas son las usuales para situaciones catastróficas similares y ha añadido que la semana pasada se adoptó un acuerdo similar en el Consejo de ministros a consecuencia de las inundaciones en Málaga pero que el acuerdo de esta semana incluye una serie de mejoras que "se incorporarán también" a las de la semana pasada para la provincia andaluza.
En todo caso, el texto aprobado por el Consejo de Ministros puntualiza que "teniendo en cuenta que los siniestros se han producido recientemente, aún no se han podido cuantificar de manera definitiva los daños producidos".