Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno en funciones destinará 5 millones de euros a conducir agua desalada al embalse de Algeciras

El Consejo de Ministros ha autorizado un conjunto de obras de emergencia para conducir agua de distribución desde la desaladora de Valdelentisco al embalse de Algeciras (Murcia) en los términos municipales de Alhama de Murcia y Librilla y a las que destinará un total de cinco millones de euros.
Según ha informado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, este conjunto de medidas busca mejorar la red de distribución del valle del Guadaletín, mediante caudales del trasvase y caudales desalado desde la red de distribución de la desaladora de Valdelentisco.
Así, ha añadido que el objetivo es "poder garantizar y paliar la situación de sequía declarada desde el mes de mayo de 2015 por Real Decreto en las cuencas del Segura y del Júcar" y que la semana pasada, en el Consejo de Ministros se prorrogó hasta septiembre de 2017.
La actuación garantizará, en caso de que sea necesario, el suministro de caudales al canal del acueducto Tajo-Segura de la margen derecha, a la altura del embalse y desde la red de distribución de la desaladora de Valdelentisco, así como el doble suministro al valle del Guadalentín.
En concreto, la interconexión se acometerá mediante una conducción de 5.000 m de longitud, de acero helicosoldado y diámetro 1.016 milímetros, con un trazado en planta situado unto a caminos o carreteras, con el fin de facilitar la ejecución y minimizar también las afecciones a colindantes. La conexión con la conducción existente se realizará junto a la localidad de Inchola.
Desde este punto, la conducción discurrirá en sentido noroeste hacia embalse de Algeciras donde verterá al canal del trasvase de la margen derecha cruzando el río Guadalentín, la rambla de Algeciras y la plataforma del tren y la autovía A7 de Andalucía.
La actuación forma parte de la respuesta del Gobierno a la situación de sequía del Segura y se suma a la prórroga del Real Decreto de sequía aprobada el pasado viernes hasta septiembre de 2017, que permitirá movilizar todos los recursos disponibles desde el inicio del nuevo año hidrológico (mañana), desde agua procedente de las plantas desaladoras, la puesta en marcha de pozos de sequía, agua reutilizada, agua desalada y cesiones de derechos que puedan acordar los regantes, así como todas las medidas excepcionales que estén en mano del Gobierno para paliar los efectos de la sequía en el nuevo año hidrológico.
Durante este año, las precipitaciones han sido muy escasas (la mitad de la media de los últimos años) y, consecuentemente, ha habido una reducción importante en las aportaciones de la cuenca.
En el Júcar hay que destacar la situación de emergencia en los sistemas de la Marina Baja y Serpis, y de alerta en el sistema de la Marina Alta.