Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno cifra en 148 los detenidos en 15 provincias por el fraude a la Seguridad Social, no sólo por peonadas

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha cifrado en 148 los detenidos en un total de 15 provincias españolas --la mayor incidencia se prevé en Granada-- en el marco de la primera fase de una macrooperación de fraude a la Seguridad Social que, ha advertido, es "muy amplia" y no está exclusivamente vinculada a un fraude en las peonadas para cobrar el subsidio agrario.
En declaraciones a los periodistas con motivo de su visita a la Base de Morón de la Frontera (Sevilla), donde ha asistido al acto de presentación de capacidades y medios de la Unidad Militar de Emergencia, Sanz ha indicado que la operación, llevada a cabo por la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (Ucrif) de la Policía Nacional, sigue abierta.
"El asunto es la desarticulación de una organización criminal que se dedicaba al favorecimiento de la inmigración ilegal, la falsedad documental y el fraude en la Seguridad Social", ha precisado el delegado del Gobierno en Andalucía, que ha relatado cómo la investigación, que parte de la Oficina de Extranjería de Granada, se inició en torno al mes de mayo.
Dicha organización había montado un entramado de contrataciones "ficticias", otorgando documentos falsos con los que los extranjeros obtenían permisos de residencia, contratos de trabajo, nóminas y certificados de empadronamiento, "todo falsedades que desarrollaba esta organización criminal, también con altas fraudulentas en el sistema de Seguridad Social".
Los detenidos están acusados de un delito de fraude a la Seguridad Social y de falsedad documental y han quedado en libertad con cargos a la espera de pasar a disposición judicial. Según este medio, el despliegue policial en Granada se ha repartido hasta el momento entre Huéscar, Baza y un pueblo del área metropolitana.
En la zona de Huéscar hay al menos un empresario implicado que presuntamente era el encargado de vender las peonadas que les faltaban a los agricultores para poder cobrar el subsidio agrario, por lo que supuestamente recibía dinero a cambio.