Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno defiende que se tramitan 150.000 expedientes de nacionalidad al año aunque reconoce momentos de "bloqueo"

La secretaria de Estado de Justicia, Carmen Sánchez-Cortés ha defendido que en España se tramitan anualmente unos 150.000 expedientes de adquisición de nacionalidad por residencia aunque ha reconocido que ha habido momentos de "retrasos" y "bloqueo".
En respuesta a una pregunta del portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Justicia, Antonio Julián Rodríguez Esquerdo, Sánchez-Cortés ha asegurado que en 2015 se tramitaron 108.553 expedientes de nacionalidad por residencia de los que 88.757 se resolvieron con una resolución favorable, 17.763 mediante resolución denegatoria y 2.033 terminaron con archivo de actuaciones.
Además, ha añadido que en 2016 se tramitaron 126.576, de los cuales, 106.701 con resolución favorable; 19.479, con denegatoria y 396 con archivo de actuaciones.
Por el contrario, el senador socialista ha denunciado que en 2016 se resolvieron "cero" expedientes, a lo que la secretaria de Estado ha contestado que "parece confundir que todos estos expedientes tramitados en estos dos años corresponden a expedientes presentados en años anteriores".
En cuanto a los plazos, Rodríguez Esquerdo ha criticado que se producen "colapsos y demoras" y que los dos años y medio mínimos para la tramitación se convierten "en cinco, seis o siete" para adquirir la nacionalidad.
En este sentido, la secretaria de Estado ha admitido que ante el incremento de los flujos migratorios en determinados momentos debido al "atractivo que genera" España, se han producido periodos de un aumento de solicitudes de nacionalidad por residencia llegando a situaciones "de bloqueo y retraso" en los últimos años. Si bien, también ha afeado al anterior gobierno socialista la "bonita herencia" de "700.000 expedientes acumulados".