Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno compromete 30 millones de euros para luchar contra el fracaso escolar, la mitad de lo exigido por Ciudadanos

El Gobierno se ha comprometido a dotar con 30 millones de euros el primer año del Programa de Refuerzo Educativo para la lucha contra el fracaso escolar (PREFE), una iniciativa que se encuentra dentro del pacto de investidura alcanzado entre PP y la formación naranja.
En rueda de prensa en la Cámara Baja, el portavoz económico de Ciudadanos, Toni Roldán, ha explicado que esta cuantía es resultado de una reunión mantenida, este miércoles, con el secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, quien les ha asegurado que la dotación se destinará a PREFE "haya o no haya presupuesto".
Fuentes populares han señalado a Europa Press que esta iniciativa está desarrollada por el partido que lidera Albert Rivera, con quienes mantienen una relación "fluida" y trabajan para sacar adelante los puntos que se incluyen en el pacto firmado.
Éste era uno de ellos, aunque la cifra aceptada por Ciudadanos para el programa supone la mitad de lo que habían exigido al Ejecutivo. En el texto de 150 puntos se pedían 60 millones para el primer año y se llegaba a los 500 millones para el segundo.
LA MITAD DE LO QUE PEDÍAN
Sin embargo, el responsable de Economía, Industria y Conocimiento del partido, Luis Garicano, ha indicado que su intención era "comenzar pequeño" y aunque sea una cantidad más baja de lo que esperaban "luego se podrá ir escalando hacia arriba en el segundo año". "Lo importante es empezar", ha apuntado.
Por su parte, Roldán ha explicado que, desde Ciudadanos, han entendido las advertencias dadas desde el Ejecutivo sobre la situación "complicada" del país en la actualidad, sin presupuestos para 2017 y con 15.000 millones de ajuste. "Tenemos que ser responsables y aceptar menos recursos para el primer año. Creo que es un dinero suficiente", ha declarado.
Roldán ha recordado que existen otras partidas "prioritarias" para Educación que se mantienen en negociación. Entre ellas, varias de las propuestas lanzadas por el partido naranja y que también se incluyen en el pacto con el Gobierno, sobre la educación de 0 a 3 años o la implantación del inglés como lengua vehicular. No es el caso de la partida para becas de libros de texto que, según han informado, tendrán la cifra negociada originalmente con el Gobierno: 50 millones de euros.
UN PROGRAMA PARA ESCUELAS DESFAVORECIDAS
El programa PREFE ha sido presentado por la portavoz de Educación, Marta Martín, con el que se pretende rebajar los porcentajes actuales de abandono escolar en España, que están entre los más altos de la UE y de los países que forman la OCDE.
Martín ha indicado que la propuesta de su formación es un programa de cooperación territorial que apoya la innovación en la enseñanza en las escuelas de entornos vulnerables, con el fin de mejorar la calidad y la equidad del sistema. Para ello, además de ideas y propuestas llegadas de las autonomías o gobierno locales, también buscan contar con la sociedad civil y las ONGs, así como con la comunidad educativa.
Los programas PREFE deberán ser solicitados por los centros educativos, buscando que éstos "sean parte activa" en la lucha contra este problema. Después, se seleccionará la mejor propuesta para el mismo y se pondrá en marcha cofinanciado por las autonomías y el Gobierno. "La financiación estará sujeta a la mejora del desempeño educativo del centro y la reducción de las tasas de abandono escolar temprano", ha apuntado la diputada.
Preguntados sobre si la iniciativa estará centrada sólo en centros de entornos vulnerables, Garicano ha señalado que ese será el comienzo porque "el abandono escolar ahora mismo tiene un componente social y económico muy importante". "En España la tasa de repetición entre los niños más pobres es del 50 por ciento. Es una cifra alarmante", ha concluido.