Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno responde a Cataluña que no invade competencias con las 'reválidas' de ESO y Bachillerato

Defiende que hay que asegurar "cierta homogenidad" en las pruebas en toda España y recuerda que ha dejado "margen de intervención" a las autonomías
El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes 30 de septiembre un acuerdo por el que responde al requrimiento formulado por la Generalitat de Cataluña sobre el real decreto que regula las evaluciaciones finales de ESO y Bachillerato de la LOMCE en el que asegura que no invade las competencias de esta comunidad autónoma.
En concreto, Cataluña pidió explicaciones al Ministerio de educación, Cultura y Deporte en relación con los artículos 2, 4, 5, 7, 8, 11, 12, 17, disposición adicional segunda y disposiciones finales segunda del mencionado decreto aprobado por el Gobierno el pasado 29 de julio al considerar que éste interfiere en sus capacidad legislativa.
El Ejecutivo explica en su respuesta que con esta norma se ha limitado a dar cumplimiento a lo dispuesto por la LOMCE, aprobada en diciembre de 2013, y recuerda a la Generalitat que el título competencial invocado por el Estado no es la competencia para dictar las normas básicas para el desarrollo del art. 27 de la Constitución, sino su competencia exclusiva para regular las condiciones para la obtención, expedición y homologación de títulos académicos y profesionales (artículo 149.1.30 CE, primer inciso).
De acuerdo con esta capacidad, el Goberno sostiene que el Estado puede acometer toda la regulación de la materia y que las comunidades autónomas "sólo puedan asumir competencias ejecutivas en relación con ésta". "Por lo tanto, no se estima posible aceptar la alegación de exceso en la regulación básica aducida por la comunidad autónoma", indica el Ejecutivo en su respuesta.
Por otra parte, señala que el Estado ha dejado margen a la intervención autonómica en las mencionadas evaluaciones. En este sentido, explica que se incluye la evaluación de una asignatura específica y, en las autonomías con lengua cooficial propia, como es el caso de Cataluña, se evalúa también la asignatura correspondiente a esa lengua y literatura.
ASEGURAR CIERTA HOMOGENEIDAD
"En tanto que estas evaluaciones permiten verificar que el alumno se encuentra en condiciones de acceder a una etapa superior de su formación, es necesario asegurar una cierta homogeneidad en las pruebas, de modo que resulten equiparables los resultados obtenidos por los estudiantes de las distintas autonomías", afirma el Gobierno.
En cuanto al título competencial invocado por el Estado, subraya que supone una "reserva normativa plena", por lo que no aprecia exceso competencial en el precepto, "más aún si se tiene en cuenta que se observa la posibilidad de las comunidades autónomas de adoptar las medidas que tengan por convenientes, entre las que se encuentran las previstas en la norma".
CUESTIONARIOS DE CONTEXTO Y LENGUA
Por lo que se refiere a los cuestionarios de contexto --para conocer la situación sociocultural del alumnado--, que acompañan a las pruebas de conocimientos, el Gobierno defiende que la información que aporta al resultado de las evaluaciones, que, según recuerda, persiguen "la mejora de la calidad educativa".
También advierte de que en el real decreto que regula estas evaluaciones no se determina la obligación de utilizar el catalán o castellano en las pruebas que se refieran a asignaturas distintas de Lengua Castellana y Literatura, Primera y Segunda Lengua Extranjera y Lengua Cooficial y Literatura, sino que permite que sean los padres, madres o tutores legales los que determinen cuál será la lengua utilizada por los alumnos.