Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno prepara el instrumento de ratificación del Acuerdo de París que firmará el Rey antes de mandarlo a la ONU

El Gobierno prepara el instrumento de ratificación del Acuerdo del Clima de París, una vez que este jueves las Cortes Generales han dado luz verde a la ratificación por parte de España ante la Organización de Naciones Unidas.
Según han explicado a Europa Press fuentes diplomáticas, el proceso hasta que el compromiso español conste a nivel mundial, pasa por la firma de dicho instrumento de ratificación por el rey Felipe VI y el refrendo del Ministro de Asuntos Exteriores de Cooperación, Alfonso Dastis.
A continuación España remitirá su instrumento de ratificación a la secretaría general de la Organización de Naciones Unidas en Nueva York, momento a partir del cual España culminará su adhesión al Acuerdo del Clima. Estos últimos pasos suelen completarse en un plazo de entre seis a ocho semanas, de media.
El Acuerdo del Clima de París se adoptó en diciembre de 2015 en la capital francesa por parte de 196 países, pocos meses después, el 22 de abril, el secretario general de la ONU Ban Ki Moon celebró una ceremonia de apertura de firma a la que sí asistió España, que firmó el acuerdo en manos de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.
El Ejecutivo ha achacado la demora a la situación de Gobierno en funciones desde diciembre de 2015. Una vez este se constituyó a principios de noviembre, el Consejo de Ministros aprobó el 11 de noviembre la remisión a las Cortes por el procedimiento de urgencia la ratificación del mismo.
El Acuerdo de París contra el cambio climático entró en vigor a nivel mundial el 4 de noviembre de 2016, una vez que se superó el requisito de que fuera ratificado por al menos 55 países que sumasen más del 55 por ciento de las emisiones de efecto invernadero. Entre ellos están los mayores contaminantes mundiales como Estados Unidos, China y la Unión Europea.
España dio el visto bueno a la pronta ratificación de la Unión Europea pero al no haber ratificado no ha podido participar en calidad de socio del mismo en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático celebrada el pasado mes de noviembre en Marrakech (Marruecos).
Una vez que las Cortes Generales han aprobado este acuerdo los trámites restantes --firma del Rey y del ministro de Exteriores y publicación en el Boletín Oficial del Estado-- podrían retrasarse entre 6 y 8 semanas, por lo que España podría ser parte del Acuerdo de París en torno a finales de enero o principios de febrero del año próximo.
El Acuerdo compromete a España y a la comunidad internacional a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático, hasta lograr frenar el calentamiento de la temperatura mundial hasta los 2 grados centígrados y a aumentar sus esfuerzos para tratar de lograr limitar esa barrera hasta los 1,5 grados centígrados.
Hasta la fecha el compromiso ha sido ratificado por 118 países de los 197 que lo firmaron en París en 2015.