Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familias del vuelo de Germanwings piden que se prime la "seguridad global"

GermanwingsEFE

La Asociación de afectados del vuelo de Germanwings GWI 9525 en los Alpes han pedido cambios legislativos a las instituciones públicas para salvaguardar la seguridad de los pasajeros y que no se prime la privacidad de un individuo en perjuicio de la "seguridad global", han informado en un comunicado.

Lo han dicho tras conocer el informe definitivo de la Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil de Francia (BEA, por sus siglas en francés) que se ha revelado este domingo en París un año después del suceso, y han insistido en que se deben tomar las medidas necesarias para que las empresas cumplan con su obligación de tener mecanismos suficientes de control de sus empleados.
La asociación ha señalado que el informe acredita que el sistema que hasta ahora estaba en funcionamiento ha fallado "enormemente", y han insistido en que las instituciones públicas y privadas tienen la obligación de velar por la seguridad de todos los ciudadanos.
En su informe definitivo, la BEA indicó que Lubitz había comenzado a exhibir, en diciembre de 2014, síntomas consistentes con un "episodio psicótico-depresivo", que consultó con diversos médicos, ninguno de los cuales advirtió en un primer momento de su situación a las autoridades.
La BEA ha instado a las autoridades europeas a que incrementen sus investigaciones sobre presuntas incapacidades de los pilotos, en particular si hay sospechas de problemas psiquiátricos, y que endurezcan los controles sobre aquellos que sean declarados capacitados para volar a pesar de presentar un historial de enfermedades mentales.