Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A Galicia le pasa factura el temporal

La bodega de Mari y José no ha aguantado la fuerza del temporal en Sanxenxo. El mar se ha llevado la arena y los cimientos de su vivienda se han debilitado. Ahora esperan que otro muro no ceda. Alfonso también tema que se derrumbe su casa. Nada ni nadie se ha librado del temporal que ha pasado por Galicia. Ni siquiera el Santuario de Muxía. Las olas destrozaron el muro que lo protege del mar. Con unas aguas más que bravas normal ver paseos marítimos cerrados y carreteras con desperfectos o literalmente desaparecidas. En A Frouxeira las calles se han transformado en río. Arreglar todos los daños causados por temporal le costará a la Xunta de Galicia más de un millón de euros.