Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundación NPH y Manos Unidas impulsan un programa de energía renovable que beneficiará a más de 250.000 haitianos

La Fundación Nuestros Pequeños Hermanos (NPH) España ha puesto en marcha un programa de energía renovable junto a Manos Unidas para instalar 250 paneles solares en edificios de uso educativo y sanitario. Un total de 250.000 personas, principalmente mujeres y niños atendidos por NPH, se podrán beneficiar de esta iniciativa, que garantiza el suministro de luz durante las 24 horas del día y a lo largo de todo el año, según informan los impulsores.
Las placas solares se colocarán en nueve inmuebles de la Fundación NPH en el barrio de Tabarre de la capital de Haití, Puerto Príncipe. Estos edificios incluyen dos escuelas, el centro de formación profesional Franiscville, dos casas hogar, un hotel para visitantes y voluntarios, el hospital pediátrico infantil St. Damien, el hospital para adultos St. Luc y el centro Kay Germain, dedicado a la asistencia de niños con necesidades especiales.
Con el suministro constante, Manos Unidas explica que los centros hospitalarios y clínicas podrán conservar la cadena de frío de los medicamentos, realizar radiografías, ecografías y operaciones quirúrgicas de urgencia a cualquier hora. Asimismo, en los centros educativos los estudiantes podrán ahora acudir a las clases por la tarde-noche y usar las aulas durante todo el día para hacer sus deberes, ya que muchos de ellos no disponen de luz en sus viviendas.
Además, la instalación de los paneles solares implica la formación de trabajadores locales, lo que garantiza la sostenibilidad del proyecto. Asimismo, los estudiantes de electricidad de la Escuela NPH St. Françoise d'Assis recibirán la instrucción de ingenieros especializados en energías renovables para continuar con el mantenimiento del sistema energético en el futuro.
Los trabajos de instalación empezarán a lo largo de los próximos meses y se prevé que en 2017 estén plenamente operativos. El director de la Fundación NPH España, Xavier Adsarà señala que gracias a este proyecto de instalación de placas solares llevado a cabo junto a Manos Unidas, se podrá reforzar los programas educativos y sanitarios en el país.
Por su parte, el responsable de Proyectos para Haití y Brasil de Manos Unidas, Lucas Bolado, afirma que están "muy orgullosos" de impulsar esta iniciativa "pionera en energías renovables" en Haití, que contribuirá a mejorar la calidad de vida de la población desfavorecida del país.