Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francisco: "El poder del Papa es acoger con afecto y ternura a los más débiles"

El Papa Francisco en la homilía de la Misa de Inicio del PontificadoReuters

El Papa Francisco ha admitido, durante la homilía de la Misa de Inicio que ser Papa "comporta también un poder" pero ante la pregunta "¿De qué poder se trata?", ha respondido, entre los aplausos de los presentes en la Plaza de San Pedro, que el Pontífice debe "acoger con afecto y ternura a toda la humanidad, especialmente a los más pobres, los más débiles, los más pequeños".

"Nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio, y que también el Papa, para ejercer el poder, debe entrar cada vez más en ese servicio que tiene su culmen luminoso en la cruz; debe poner sus ojos en el servicio humilde, concreto, rico de fe, de San José y, como él, abrir los brazos para custodiar a todo el Pueblo de Dios y acoger con afecto y ternura a toda la humanidad, especialmente los más pobres, los más débiles, los más pequeños", ha explicado.
En esta línea, ha precisado que ahí se encuentra el servicio que el Obispo de Roma debe realizar: "Custodiar a Jesús con María, custodiar toda la creación, custodiar a todos, especialmente a los más pobres". "Protejamos con amor lo que Dios nos ha dado", ha añadido.
En una homilía leída, de pie y sin la mitra, ha indicado que para custodiar la creación, cada hombre y cada mujer ha de hacerlo "con una mirada de ternura y de amor", abriendo "un resquicio de luz en medio de tantas nubes" y llevando "el calor de la esperanza". "Apoyado en la esperanza, contra toda esperanza. También hoy, ante tantos cúmulos de cielo gris, hemos de ver la luz de la esperanza y dar nosotros mismos esperanza", ha apuntado.
Alerta de los 'Herodes' de todas las épocas
Por otra parte, el Papa Francisco ha pedido a "todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social" y a todos los hombres y mujeres que custodien la Creación y no dejen que los signos de destrucción y muerte, los "Herodes" de todas las épocas, desfiguren el mundo.
"Por desgracia, en todas las épocas de la historia existen 'Herodes' que traman planes de muerte, destruyen y desfiguran el rostro del hombre y de la mujer. Quisiera pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: Seamos custodios de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro", ha remarcado.
El Pontífice ha recordado que "el odio, la envidia, la soberbia ensucian la vida" y que custodiar quiere decir "vigilar sobre los sentimientos, el corazón, porque de ahí es de donde salen las intenciones buenas y malas: las que construyen y las que destruyen". Además, ha pedido, entre los aplausos de los fieles, que no se tenga miedo de la bondad, "más aún, ni siquiera de la ternura" porque custodiar requiere bondad, "pide ser vivido con ternura".
Custodiar la creación
No obstante, ha señalado que la vocación de custodiar no sólo atañe a los cristianos, sino que tiene "una dimensión que antecede y que es simplemente humana" y que corresponde a todos, como muestra San Francisco de Asís. Concretamente, ha indicado que consiste en preocuparse por todas las criaturas de Dios y por el entorno, empezando por los niños, los ancianos y los cónyuges.
"Preocuparse por todos, por cada uno, con amor, especialmente por los niños, los ancianos, quienes son más frágiles y que a menudo se quedan en la periferia de nuestro corazón. Es preocuparse uno del otro en la familia: los cónyuges se guardan recíprocamente y luego, como padres, cuidan de los hijos, y con el tiempo, también los hijos se convertirán en cuidadores de sus padres", ha destacado.
Recuerdo al Papa Emérito
Además, el Papa Francisco ha destacado la "coincidencia rica de significado" de esta fecha, Día de San José, patrono de la Iglesia Universal y onomástica de Joseph Ratzinger, su "verdadero" predecesor. "Le estamos cercanos con la oración, llena de afecto y gratitud", ha subrayado al comienzo de la homilía de la Misa de Inicio de Pontificado, entre los aplausos de las miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro.