Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hermano de Carcaño niega ante el juez haber matado a Marta del Castillo

Miguel Carcaño culpa a su hermano, Francisco Javier, de la muerte de MartaEFE

El hermano de Miguel Carcaño, Francisco Javier Delgado, ha negado este martes ante el juez de Instrucción número 4 de Sevilla haber matado a la joven Marta del Castillo, tal y como ha mantenido Carcaño en su última versión de los hechos, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

Las fuentes consultadas han indicado que Francisco Javier Delgado, que ya fue absuelto de encubrir el crimen, ha comparecido sobre las 8,00 horas de este martes ante el juez de Instrucción número 4 de Sevilla y, durante una comparecencia que ha concluido antes de las 9,00 horas, ha negado la última versión de los hechos ofrecida por Carcaño.
La declaración de Francisco Javier Delgado se ha producido después de que, en la tarde de este lunes, Carcaño ratificara su séptima versión de los hechos ante el juez, que ahora deberá decidir si archiva o no la causa, han apuntado las fuentes.
En la declaración del hermano del único condenado por el crimen de Marta han estado presentes su propio abogado, José Manuel Carrión; el juez; el fiscal del caso, Luis Martín Robredo, y el letrado de la familia de Marta, José María Calero.
Según la última versión ofrecida por Carcaño, los hechos tuvieron lugar en la tarde del 24 de enero de 2009 en su vivienda de León XIII, cuando el único condenado por el crimen y su hermano iniciaron una discusión por motivos económicos.
En ese momento, Francisco Javier Delgado le habría achacado que se hubiera gastado el dinero previsto para pagar la hipoteca del inmueble, lo que motivó que Marta del Castillo "se metiera por medio" para mediar e intentar evitar que la discusión fuera a más, momento en el que Francisco Javier Delgado le propinó un golpe en la cabeza con la culata de la pistola que le causó la muerte.
A continuación, y según la versión dada por Miguel Carcaño, ambos trasladaron el cuerpo en coche a una zanja ubicada en una finca de la localidad de La Rinconada, lugar en el que enterraron el cadáver y al que volvieron al día siguiente para cubrirlo con cal.