Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez aumenta a 300.000€ la fianza a Flores y le impone comparecencias diarias

Miguel Ángel Flores llega a los juzgadosEFE

El juez Eduardo López-Palop, que instruye el caso sobre la tragedia en el Madrid Arena, ha aumentado de 200.000 a 300.000 euros la fianza al empresario Miguel Ángel Flores, responsable de la organización de la fiesta donde murieron cinco jóvenes en 2012, y le ha impuesto comparecencias diarias, incluido festivos y fines de semana.

Así lo ha acordado el magistrado en una vistilla en la que han estado presente los abogados de las partes y el propio Flores. El empresario ha llegado puntual a la citación, acompañado por su nuevo abogado José Luis Fuertes.  
Durante su comparecencia, el empresario ha tenido que detallar algunos de los puntos de un informe de la UDEF sobre sus movimientos en Panamá, del que se le investiga en una pieza separada y del que ha dado explicaciones sobre varias sociedades que tiene sin actividad. Tras concluir, ha abandonado las dependencias judiciales sin hacer declaraciones.
La vistilla se ha celebrado después de que el pasado jueves el principal imputado por la muerte de las cinco jóvenes no acudiera a firmar al Juzgado, una de las medidas que se le impuso en diciembre de 2012 para eludir la situación de prisión preventiva. Tras no acudir a firmar, Flores se presentó en el juzgado un día después sin justificar su ausencia y que se debió, según su abogado, a problemas de salud por problemas en el menisco.
A pesar de que no era la primera vez que no acudía a firmar, el juez Palop ordenó su detención por posible riesgo de fuga ante los datos aportados por el nuevo informe de la UDEF. De este modo, el instructor justificó su detención con el menor arraigo económico que tiene respecto a España, entre otros motivos.
Sin embargo, la defensa de Flores presentó el pasado sábado una solicitud de Habeas Corpus ante el Juzgado de Guardia, quien escuchó la declaración del empresario y finalmente le puso en libertad provisional sin fianza "al no concurrir motivos que exijan la adopción de alguna medida cautelar". Las acusaciones particulares entendieron su puesta en libertad como una invasión de las competencias del magistrado.
Incremento de la fianza
En la vistilla, un total de cuatro abogados de las acusaciones particulares han solicitado su ingreso en prisión, en contra de lo pedido por la Fiscalía de Madrid y otra de las acusaciones particulares. La representante del Ministerio Público ha pedido que se le doblaran las comparecencias judiciales.
Finalmente, el juez ha acordado aumentar la fianza en 100.000 euros y obligarle a comparecer todos los días hasta que concluya la instrucción del caso, que lleva investigándose desde noviembre de 2012. En el caso de no depositar el dinero en 72 horas, tendrá que ingresar en prisión.
Sobre su decisión, el letrado ha explicado que solicitó la medida Habeas Corpus al estimar que la decisión de Palop era "desproporcionada".
Además, ha querido dejar claro que su patrocinado es "una persona humana, que siente la tragedia". "Es el máximo responsable de lo que pasó, pero quizás no es el único ni el más importante. Ese centro no tenía licencia", ha reseñado el letrado defensor.