Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe VI y el Rey Juan Carlos destacan el impulso de Peres a las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos

El Rey Felipe VI y su padre, Don Juan Carlos, han enviado sendos telegramas de pésame al presidente de Israel, Reuven Rivlin, por el fallecimiento de quien fuera presidente y primer ministro de ese país, Shimon Peres.
En esas misivas, ambos expresan su "gran tristeza" por la noticia de la muerte del Nobel de la Paz y destacan que nunca olvidarán su "contribución al impulso de las conversaciones en el proceso de paz" entre israelíes y palestinos, han informado a Europa Press fuentes de la Casa del Rey.
También han puesto en valor su compromiso profundo con los valores que fundamentaron la construcción del Estado israelí, señalan en los telegramas que envían en nombre de la Casa Real, el Gobierno y el pueblo español.
Peres ha fallecido este miércoles a los 93 años de edad tras no poder superar la hemorragia cerebral que sufrió hace dos semanas. Junto al entonces primer ministro israelí, Isaac Rabin, y al presidente palestino, Yasir Arafat, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1994 por las negociaciones de paz que concluyeron con los Acuerdos de Oslo.
Como ministro de Exteriores del segundo gobierno encabezado por Rabin, Peres fue el encargado de dirigir las primeras conversaciones secretas que se celebraron en la capital noruega entre israelíes y palestinos y que dieron paso a un acuerdo que él mismo firmó con Mahmud Abas en la Casa Blanca en septiembre de 1992, con la presencia de los líderes israelí y palestino, Isaac Rabin y Yasir Arafat, y el mandatario norteamericano, Bill Clinton.
En sus más de 60 años dedicados a la política, Peres tuvo oportunidad de trabajar bajo las órdenes de David Ben Gurión, el primer ministro que proclamó oficialmente la independencia del estado de Israel; Golda Meir, Isaac Rabin y Ariel Sharon, entre otros.