Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fe participa en el ensayo internacional de un fármaco para la reducción de la recaída por cáncer de mama

Especialistas del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de València han participado en el estudio OlympiAD, un ensayo internacional sobre la efectividad de un fármaco en la reducción de recaída o muerte en pacientes de cáncer de mama, según ha indicado la Generalitat en un comunicado.
Los últimos resultados positivos del ensayo Fase III OlympiAD se han presentado en el Congreso Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, celebrado en Chicago (Estados Unidos. Estos datos muestran la mejora clínica y estadísticamente significativa en la supervivencia libre de progresión de las pacientes con cáncer de mama metastásico HER2 negativo con mutaciones en los genes BRCA 1 /2 en línea germinal, tratadas con olaparib, frente al tratamiento estándar con quimioterapia.
Concretamente, el ensayo mostró que en pacientes tratadas con olaparib se redujo hasta un 42 por ciento el riesgo de empeoramiento de la enfermedad o muerte, frente a aquellas que recibieron quimioterapia. Estos resultados se han publicado en la revista The New England Journal of Medicine.
La jefa de la sección de cáncer de mama y tumores ginecológicos de La Fe e investigadora del estudio OlympiAD, la doctora Ana Santaballa, ha destacado que se trata de "un ensayo con un diseño muy claro, el primero que demuestra el beneficio de un inhibidor de PARP en pacientes con mutaciones de BRCA y cáncer de mama metastásico HER2 negativo".
En este sentido, el director clínico del servicio de genética clínica en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York e investigador principal del estudio OlympiAD, el doctor Mark E. Robson, ha señalado que "los datos del estudio demuestran el beneficio de olparib en retrasar la progresión del cáncer de mama avanzado con mutación BRCA, lo que supone una nueva opción muy beneficiosa para las pacientes, como fármaco oral dirigido no quimioterápico".
RESPUESTA OBJETIVA DEL 59%
Las pacientes incluidas en el ensayo tenían cáncer de mama metastásico HER2 negativo con mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2 en línea germinal. Recibieron olaparib como tratamiento de primera, segunda o tercera línea para enfermedad metastásica. Antes del reclutamiento habían sido tratadas con antraciclinas y taxanos y aquellas con receptor hormonal positivo, recibieron al menos una terapia endocrina o no fueron candidatas para este tipo de terapia.
Los objetivos secundarios mostraron una mejoría en el tiempo hasta la segunda progresión o muerte en el grupo de ensayo que recibió olaparib, frente a aquellas tratadas con quimioterapia. Además, la tasa de respuesta objetiva fue más del doble, ya que el 59% de las pacientes respondió al tratamiento, frente al 28,8% de las que habían recibido quimioterapia.
REALIZADO EN 19 PAÍSES
OlympiAD es un ensayo Fase III aleatorizado, abierto y multicéntrico en el que se comparó la eficacia y seguridad de olaparib frente a la quimioterapia prescrita en 302 pacientes con cáncer de mama metastásico HER2 negativo y con mutaciones germinales en los genes BRCA1 y BRCA2 deletéras o presuntamente deletéreas.
Este estudio internacional se ha realizado en un total de 19 países de Europa, Asia, Norteamérica y Sudamérica. En España participaron diez centros, que aportaron 14 pacientes.
UNA DE CADA OCHO MUJERES SUFRIRÁ CÁNCER DE MAMA
Desde Sanidad recuerdan que, aproximadamente, una de cada ocho mujeres será diagnosticada de cáncer de mama y alrededor de un tercio de estas pacientes lo será en estadio metastásico de la enfermedad o con progresión hacia éste.
A pesar de que los tratamientos han mejorado en las últimas décadas, actualmente no existe cura para las pacientes diagnosticadas con cáncer de mama metastásico, por lo que el principal objetivo del tratamiento es retrasar la progresión de la enfermedad el mayor tiempo posible, mejorando la calidad de vida de la paciente.