Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallos de batería, accidentes y problemas con los neumáticos, las incidencias más frecuentes en Navidad

Los fallos en la batería del vehículo, coches que no encienden, problemas con los neumáticos o pequeños accidentes son las principales causas de las incidencias en las carreteras durante las vacaciones navideñas, según ha indicado RACE, que asegura que durante estas fechas el número de incidencias que requieren de un vehículo de asistencia se eleva en comparación con otras épocas del año.
Las fechas críticas, según indican desde la aseguradora, son este 23 de diciembre, día de la operación salida de las vacaciones, y los días 26 de diciembre y 2 de enero, que coinciden con algunos de los días con más concurrencia en las vías.
"Los datos cruzados por el RACE de 2016 respecto a 2015 reflejan un incremento de coches que han sufrido una avería en marcha, lo que les ha provocado una parada, pasando del 6,45% al 7,14% Por su parte se ha registrado un preocupante aumento de los accidentes que han necesitado una asistencia, aumentando un 0,63% respecto a 2015. Por el contrario, los problemas con las baterías se han comportado mejor en relación al porcentaje total, bajando del 19,93% al 19,2%", explican.
Junto a estos problemas, destacan también las averías del embrague y las averías de motor, entre las más frecuentes por estas fechas, según el estudio realizado por RACE.
PRECAUCIONES ANTES DE EMPRENDER UN VIAJE POR CARRETERA
Por ello, desde el club automovilístico recomiendan a los conductores realizar una "rápida revisión" al estado y mantenimiento del vehículo antes de empreder viajes y recuerda que se trata de una época en la que "se somete al vehículo a un mayor esfuerzo".
En primer lugar, subrayan la importancia de comprobar el estado de los neumáticos y cerciorarse de que tienen la presión de aire y profundidad del dibujo correctas, que los líquidos del vehículo (aceite de motor, líquido de frenos, refrigerante, líquido de dirección, etc.) están en los niveles adecuados, y asegurarse de que la dirección y los frenos funcionan correctamente antes de emprender la marcha.
También inciden en la importancia de revisar el estado de la iluminación del vehículo y el reglaje de la altura del alumbrado, para evitar deslumbrar a otros usuarios de la vía.
Junto con todo esto, es necesario llevar en el vehículo algunos elementos necesarios en caso de avería como linterna, juego de lámparas, gato, tuerca de seguridad y llave por posible pinchazo (y herramientas), triángulos de pre-señalización de peligro, chaleco reflectante y el número de teléfono de contacto de la asistencia en viaje.