Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece un trabajador de 33 años al sufrir un accidente cuando retiraba un nido de avispa asiática en Bizkaia

Un trabajador de 33 años ha fallecido pasadas las 14.00 horas de este jueves al sufrir un accidente, cuyas causas se desconocen, cuando retiraba un nido de avispas asiáticas en Erandio Goikoa (Bizkaia). El operario ha muerto en el acto y su cadáver ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense para practicarle la autopsia, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad a Europa Press.
En un comunicado, el sindicato vasco ELA ha trasladado su "más sincero apoyo y solidaridad" a familiares y compañeros de la víctima, que trabajaba para la empresa Basalan, y ha exigido a Osalan y a la Inspección de Trabajo una "exhaustiva investigación de lo sucedido para determinar las causas del siniestro y depurar las responsabilidades que pudieran existir".
"Este accidente laboral es aún si cabe más grave, ya que ha ocurrido en una empresa pública, siendo la Diputación Foral de Bizkaia la última responsable de lo sucedido", ha señalado, para anunciar que ha convocado una reunión intersindical de la representación de los trabajadores de la Diputación Foral de Bizkaia para decidir la respuesta sindical a plantear.
El sindicato nacionalista ha denunciado que las muertes en el trabajo y la siniestralidad laboral en su conjunto son "consecuencia directa de este modelo laboral que permite la extensión de la precariedad en los centros de trabajo". "La plantilla de Basalan no es ajena a esta situación, ya que trabaja en condiciones laborales cada vez más precarias. Esta precariedad es consecuencia directa de los recortes que están imponiendo las distintas administraciones públicas", ha aseverado.
En su opinión, las empresas en general "priorizan su beneficio económico inmediato frente a cualquier otro aspecto, poniendo en riesgo la salud y la vida del conjunto de los trabajadores", por lo que considera que la solución a esta "lacra social" pasa por garantizar el derecho de la clase trabajadora a un "empleo digno y de calidad".
En este sentido, ha instado al Gobierno vasco y a los organismos competentes a que "de una vez por todas, se destinen recursos suficientes para implantar medidas reales y eficaces que contribuyan a ello, así como a controlar los incumplimientos empresariales en materia de Seguridad y Salud Laboral".