Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece una mujer de 51 años en Ourense por un golpe de calor en Galicia

Una mujer de 51 años de edad ha fallecido en Ourense por un golpe de calor, según han confirmado fuentes hospitalarias, que han señalado que la paciente presentaba factores de riesgo. Con esta ya son tres las muertes registradas por este motivo desde que la pasada semana se disparasen los termómetros en nuestro país.

Esta persona llegó este martes por la noche, a las 22.30 horas, a las instalaciones hospitalarias ourensanas, a las que llegó trasladada por el 061. La mujer ingresó en estado muy grave en la UCI y finalmente falleció este miércoles por la mañana.
A la espera de los resultados de la autopsia, que confirmarán las causas del fallecimiento, el diagnóstico apunta a que se debe a un golpe de calor.
Por otra parte, otra persona permanece ingresada en estado crítico en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) con un diagnóstico que también apunta a un golpe de calor.
Se trata de un hombre de 77 años de edad que permanece en la UCI desde la madrugada del domingo al lunes, cuando ingresó en estado grave. En estos momentos ha pasado a crítico y, aunque el paciente tiene otros condicionantes que podrían explicar su sintomatología, el diagnóstico es de golpe de calor, han explicado las mismas fuentes.
Otras dos muertes
Durante la última semana otras dos personas han fellecido por sendos golpes de calor. El primero ocurría en la localidad cacereña de Torrejoncillo el pasado 6 de julio. Allí las altas temperaturas causaban la meurte de un hombre de 83 años.
Posteriormente, el lunes y tras unos días ingresado en el hospital general de Vigo, Pontevedra, fallecía otro varón de 59 que padecía una patología crónica y que las altas temperaturas empeoraron su estado de salud.