Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece el motorista que colisionó contra un coche en Melilla, tras permanecer diez días en la UCI

Un motorista que llevaba diez días ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Comarcal de Melilla desde que el pasado 3 de julio colisionara contra un automóvil ha fallecido, según han informado a Europa Press fuentes sanitarias.
El hombre, tras el siniestro, sufrió daños importantes, principalmente en la cabeza, donde presentaba varias heridas, que finalmente han provocado su fallecimiento esta semana.
La propia Comandancia General de Melilla informaba del suceso porque los primeros en socorrerlo fueron dos legionarios, el cabo CL. Javier Ales Ponce y el CL. Héctor Macas Chalaco, que se percataron del fuerte impacto entre una motocicleta y un coche en las inmediaciones de la Plaza Torres Quevedo de la ciudad autónoma.
Así, observaron a una persona mayor que había colisionado contra un vehículo y estaba tumbada en el suelo y con su moto presionándole las piernas.
Siendo conscientes de la grave situación, el cabo Ales Ponce auxilió al accidentado, el cual presentaba hemorragias por la boca, nariz y varias heridas abiertas en la cabeza. Seguidamente, procedió a colocarle en posición de seguridad sanitaria, a liberarle las vías respiratorias, y ante el estado de inconsciencia que presentaba, inició de forma ininterrumpida la maniobra de masaje cardiaco, hasta poder apreciar que el herido recuperó el ritmo cardiaco con normalidad.
Mientras tanto, el legionario Macas se encargó de dirigir la circulación, facilitando la fluidez del tráfico y señalizando la zona del accidente hasta que llegaron agentes de la autoridad.
Minutos después, un viandante que se identificó como médico, reconoció al accidentado y felicitó al cabo Ales por su buen proceder y medidas preventivas adoptadas. Con la llegada de la ambulancia y su posterior traslado del herido, el cabo y el legionario fueron reclamados por la Policía para prestar declaración.
Minutos más tarde se confirmó que el accidentado fue ingresado en la UVI del Hospital Comarcal, donde ha permanecido varios días, aunque finalmente ha fallecido como consecuencias de las lesiones provocadas por el impacto con el vehículo.
El pasado 5 de marzo se produjo en Melilla el fallecimiento de un ciclista cuando éste fue arrollado por un vehículo todoterreno que conducía un joven que triplicaba la tasa de alcohol en sangre y que desde entonces se encuentra preso, pendiente de juicio.