Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere Charlie Gard, el bebé inglés de 11 meses que permanecía vivo gracias a una máquina respiratoria

“Nuestro hermoso muchacho ha desaparecido”. Con estas palabras, los padres de Charlie Gard han anunciado que su hijo ha fallecido tras ser desconectado de la máquina que lo mantenía con vida, tal y como informa Daily Mail.

Los padres de Charlie, Connie Yates y Chris Gard, han mantenido una lucha por intentar mantener con vida a su hijo, lo que les hizo enfrascarse en una batalla legal para intentar llevar al pequeño a Estados Unidos para recibir un tratamiento específico, pero los jueces se lo denegaron.
Finalmente, los padres desistieron de esta posibilidad tras constatar que los daños en su hijo eran irreversibles. Sin embargo, habían solicitado al juez poder trasladar a su hijo a casa para estar junto a él en los últimos días, algo que no fue posible debido a los especializados cuidados que requería y que le obligaban a estar conectado a ventilación asistida. Así, el juez había ordenado que el pequeño, aquejado de una rara enfermedad, fuese trasladado a un centro de cuidados paliativos.