Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos dicen que la planificación de decisiones anticipadas es un reto en el modelo de atención a la cronicidad

Expertos sociosanitarios, reunidos en la mesa redonda 'Planificación de Decisiones Anticipadas' que la Fundación Edad&Vida ha celebrado este miércoles en el marco de su VI Congreso Internacional Dependencia y Calidad de Vida sobre 'Atención Integrada y centrada en la persona', han asegurado que la planificación de decisiones anticipadas (PDA) es un reto en el modelo de atención a pacientes con enfermedades crónicas avanzadas.
Además, han destacado que lo importante que es llevar a cabo esta planificación cuanto antes, incluso cuando la persona goza de una buena salud, para diseñar un plan que permita dar los pasos adecuados ante situaciones de crisis. No obstante, y a pesar de esto, los expertos han reconocido que actualmente la PDA es todavía un reto y requiere de una intervención multidisciplinar, así como de una buena comunicación entre profesionales y pacientes. Además, es necesaria la implicación de la ciudadanía.
"Esta planificación debe empezar por mantener una interacción con el paciente o, si por cualquier tipo de discapacidad no puede, hacerlo con un familiar o cuidador, para buscar y clarificar los objetivos y valores que guiarán el tratamiento médico futuro. En este sentido, ha indicado que los pacientes residenciales son los que tienen mayor necesidad de planificar estas decisiones por lo que sería bueno que desde las residencias de mayores se ofrezcan servcios paliativos para evitar trasladar al enfermo al hospital", ha aseverado el director del programa 'Respecting Choices', Bernard 'Bud' Hammes.
LOGRAR QUE LOS PACIENTES SEAN AUTÓNOMOS
Explicando su proyecto 'Respecting Choices', o 'Respetando las elecciones' traducido al español, ha manifestado que la planificación de decisiones anticipadas tiene como objetivo crear una cultura de atención centrada en el paciente para que sean autónomos. "Es una herramienta para desarrollar un sistema sanitario en el que el paciente se tiene en cuenta, al igual que sus opiniones, teniendo presente también su historial médico", ha destacado.
Asimismo, y con respecto a los profesionales sanitarios, ha destacado la figura de los 'facilitadores' para llevar a cabo el proceso. A su juicio, estos serían los trabajadores sociales y enfermeras, que conocen más al paciente y que tienen que jugar un papel esencial en este sentido para poder hacer realidad este reto.
Por su parte, la científica de Salud Mental y profesora asistente en el campo de los cuidados y toma de decisiones al final de la vida en el Departamento de Salud Púlica del Erasmus Medical Center en Holanda, Judith Rietjens, ha adelantado algunas de las recomendaciones que desde la Asociación Europea de Cuidados Paliativos se han enumerado para que la PDA vaya más allá de las necesidades físicas, y que incluya un alcance psicológico, social y espiritual.
Entre estas recomendaciones está examinar las experiencias y preocupación de los sujetos, llevar a cabo un diagnostico y pronóstcio de la enfermedad que incluya las ventajas e inconvenientes de los tratamientos y, en definitiva, adaptar los cuidados a la preparación y situación individual de cada persona involucrando a los facilitadores. "No solo hay que tener en cuenta los deseos de los paientes sino vereficarloso y ver si son realistas", ha puntualizado la experta. Además ha indicado que sería conveniente desarrollar leyes que reconozcan los documentos de PDA para que así fueran válidos legalmente.
Finalmente, la coordinadora del Área Docente del Observatorio 'Qualy'Además, Cristina Lasmarías, ha manifestado que la PDA es una herramienta que permite facilitar la exploración de valores, deseos, expectativas y preferencias de las personas con cualquier tipo de enfermedad y ha recalcado que el objetivo principal de esta planificación es contruir un plan de actuación que respete a la persona.
"Pretendemos un cambio de cultura asistencial para sensibilizat a los profesionales, pacientes y familias. Las fases para llevar a cabo el proceso deberían pasar por preparar la discusión, ejecutar la propuesta, llevar a cabo el diálogo con el paciente, validarlo, registrarlo y hacer una reevaluación", ha zanjado.