Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos en bioquímica y biología molecular premian un estudio capaz de mejorar el efecto de la insulina en el organismo

La Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM) ha concedido el premio científico 'Margarita Lorenzo' a la investigadora María Rodríguez Pérez, de la Universidad de Castilla-La Mancha, por un estudio que logra mejorar el efecto de la insulina en el organismo.
El galardón, que cuenta con la colaboración con la Fundación Lilly y ha sido entregado durante el 39 congreso anual que se ha celebrado en Salamanca, supone un reconocimiento a su estudio sobre la s-resistina, una proteína capaz de actuar como regulador de la sensibilidad del adipocito a la insulina.
En concreto, han visto en ratones que la disminución de la expresión de s-resistina en el hipotálamo mejora la respuesta central y periférica a la insulina, centrándose en el estudio de las bases moleculares del desarrollo de la obesidad y la diabetes tipo 2 en edad avanzada.
Para ello, Rodríguez y su equipo han analizado la actividad de esta proteína localizada en el interior de las neuronas que dirigen la ingesta y el gasto energético en el hipotálamo.
El descubrimiento sugiere que la s-resistina podría actuar como sensor neuronal intracrino, bloqueando el efecto de la insulina en el organismo. "Si conseguimos desentrañar los mecanismos intracrinos que utiliza s-resistina para modificar la actividad celular, estaremos un poco más cerca de poder generar tratamientos más eficaces frente a enfermedades metabólicas como la diabetes, consiguiendo así que la insulina sea más efectiva", ha señalado.
Este premio, elegido entre los trabajos presentados al Congreso Anual de la SEBBM por jóvenes investigadores menores de 35 años, tiene como objetivo identificar e impulsar la investigación de calidad en un tema de gran relevancia clínica y social, siendo además un homenaje a la doctora Lorenzo, uno de los grandes referentes nacionales en este ámbito.