Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Experta ve necesario conocer los factores de riesgo y el diagnóstico por imagen para detectar la aterosclerosis

La responsable de la Unidad de Imagen Cardiaca Avanzada de HM, Leticia Fernández Friera, ha destacado, durante la jornada 'Prevención secundaria tras un síndrome coronario agudo', organizada por el Centro Integral de Enfermedades Cardiovasculares HM CIEC, la necesidad de conocer los factores de riesgo y el diagnóstico por imagen para detectar la aterosclerosis.
Allí, la experta ha expuesto las distintas técnicas de detección de problemas cardiovasculares, a través de una revisión de las técnicas existentes actualmente para identificar la acumulación de placas de colesterol en las vías sanguíneas, su tamaño y la localización en las paredes de los vasos.
"La aterosclerosis es la primera causa de morbimortalidad y para detectarlo es esencial tener en cuenta los factores de riesgo y el papel del diagnóstico por imagen", ha insistido, tras realizar un repaso por los resultados que ofrecen las diversas técnicas existentes, desde la ecografía en dos (2D) y tres dimensiones (3D) y TAC con y sin contraste.
En este punto, ha reconocido decantarse por el PET-RM, tecnología disponible en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur y que integra la resonancia magnética (RM) y la tomografía por emisión de positrones (PET) en un solo sistema, las cuales tienen como objetivo predecir el riesgo que un paciente que ha sufrido un infarto de miocardio, vuelva a tener una nueva recurrencia.
Por su parte, el doctor del servicio de Cardiología del Hospital Universitario HM Montepríncipe, Juan Medina Peralta, ha recordado estudios nacionales e internacionales que identifican diversos criterios clínicos de predicción con el objetivo de encontrar nuevos paradigmas que persiguen "mejorar la capacidad de diagnóstico", señaló el especialista.
Del mismo modo, ha subrayado cómo influyen las comorbilidades como diabetes, EPOC, hipertensión o fibrilación auricular en el aumento de la mortalidad. Asimismo, el doctor del servicio de Cardiología en el Hospital Universitario HM Sanchinarro, Julio Osende Olea, ha disertado sobre las medidas de control no farmacológicas y farmacológicas en los eventos cardiovasculares.
"No hay que esperar tras un infarto de miocardio. El objetivo es que el paciente no vuelva a tener un evento de este tipo. No hay que aguardar a la irrupción de determinados indicadores para recetar un fármaco a este tipo de pacientes y repasó la actualidad de los principales principios activos que ayudan a combatir las cardiopatías isquémicas como las estatinas, aspirinas y betabloqueantes. Además, los problemas de adherencia terapéutica como uno de los principales problemas a la hora de combatir las enfermedades cardiovasculares", ha comentado.
POLIPÍLDORA
Por otra parte, durante el encuentro se han abordado las controversias surgidas en prevención secundaria y que, tal y como ha recordado el doctor José Mª Castellano, en 2030 se triplicará el gasto en enfermedades cardiovasculares, que ya son la primera causa de mortalidad en el mundo.
Por ello, ha puesto encima de la mesa el uso de la polipíldora para mejorar la adherencia al tratamiento y combatir esas predicciones que auguran un cambio en la relación coste efectividad de los sistemas nacionales de salud.
A su juicio, este fármaco, que incluye los principales principios activos que ayudan a la prevención de cardiopatías, ayudaría a la adherencia terapéutica y mejoraría los problemas de acceso a medicamentos en países no industrializados. Ahora bien, ha señalado la probabilidad de que en breve espacio de tiempo España sea pionera en la aplicación de este fármaco.
Del mismo modo, la cardióloga del Hospital Universitario HM Sanchinarro, Leire Moreno Galdós, ha analizado el papel preventivo de la rehabilitación cardiaca, destacando a la diabetes como duplicador de las posibilidades de sufrir eventos cardiovasculares. En ese campo, ha avisado de que la hiperglucemia es un verdadero factor de riesgo "que a veces no se tiene tanto en cuenta", por lo que ha abogado por un "control intensivo".
La directora de Docencia de Pregrado de HM Hospitales y médico de empresa y de servicios del trabajo, Alicia de la Cuerda, ha hablado sobre la incorporación al trabajo después de un síndrome coronario agudo. En ese sentido, ha indicado las dificultades para tomar decisiones sobre la incapacidad laboral de pacientes que han sufrido un problema cardiovascular, al tiempo que ha abogado por el uso de principios de prudencia y la medida de lo posible, profundizar en la consecución de pruebas concluyentes para tomar este tipo de decisiones.
Finalmente, el doctor de la Unidad de Arritmias de HM CIEC, Eduardo Castellanos, ha comentado la prevención de la muerte súbita después de un síndrome coronario agudo. Así, el especialista ha asegurado que actualmente la muerte súbita supone el 95 por ciento de los fallecimientos extrahospitalarios. "Representan unos 400.000 muertes al año en Europa. Además, hay un alto porcentaje de pacientes que tras un infarto de miocardio pueden presentar muerte súbita", ha zanjado.